Unión sumó un triunfo vital

Unión sumó un triunfo vital

El Tatengue derrotó a su homónimo de Los Cardos por 3 a 1 y volvió a estar en zona de clasificación. Con goles de Puricelli, Salica y Ramírez, bajó a un rival directo en la lucha por entrar a los playoffs. La próxima semana queda libre y en el retorno visitará a Guadalupe.

Unión recuperó la confianza y se hizo fuerte en casa. En una fecha que sellaba el futuro del Tate en el certamen, logró imponerse de manera contundente y vencer a un rival directo en la lucha por ingresar a los octavos de final.

Desde el minuto inicial fue el local el que tuvo la iniciativa. Apurado por un resultado positivo, tomó las riendas del partido y asumió el compromiso de ir a buscar primero. Con Puricelli, Ramírez y Frattin, intentó hilvanar algunos avances, aunque fue a través de la pelota parada las dos primeras situaciones. Primero Matías Calcaterra no pudo conectar un centro, y después Tancho Ramírez exigió a Weidman con un tiro libre.

Pero llegando a los 30´ minutos se hizo justicia en el marcador. Fue Agustín Puricelli el que pisó el área por el sector izquierdo y ante la salida del arquero definió por arriba para poner las cosas 1 a 0. El gol le sirvió a Unión para encontrar tranquilidad en el resto de los minutos, ante un rival que no inquietaba el arco de Paolassi.

Ya en el inicio del complemento, el partido iba a quedar marcado por la temprana expulsión de Tomás Mora, defensor cardense que dejó el campo de juego a los 6´ por una infracción sobre Frattin Aiassa. Y ahí cambió el partido, porque Unión fue inteligente y supo hacer valer el hombre de más en la cancha.

Gastón Esborraz metió mano en el equipo y buscó velocidad para los espacios que dejaba Unión de Los Cardos. Fue así que a los 18´ puso a David Salica – que volvía de una lesión – por Frattin Aiassa, y dos minutos más tarde fue el encargado de aumentar la diferencia. El delantero aprovechó una asistencia con mucha precisión de Cesar Oitana y definió ante la salida del arquero cuando el reloj marcaba 20´.

Pero el local supo administrar los momentos y aprovechar los espacios para ir por más. A los 30´ Ramírez capturó un rebote y de cabeza puso las cosas 3 a 0. Una diferencia que a esa altura del partido ya era demasiado para Unión de Los Cardos.

Con el partido definido, el Tate se quedó en los minutos finales y la visita pudo descontar gracias a Gabriel “Rayo” Bogari, que aprovechó una de las pocas chances que tuvo y definió junto al palo de Paolassi.

Unión encontró solidez defensiva, presionó en los momentos indicados, fue certero en ataque, y pudo construir un triunfo gratificante ante un rival directo. De esta manera se metió como el último equipo que se estaría clasificando, cuando restan cuatro fechas.

La próxima semana quedará libre y no sumará, y volverá a tener actividad cuando visite a otro rival directo – Juventud Guadalupe – en la fecha 13. Solo le quedará recibir a Trebolense y visitar a Americano para conocer cuál será su futuro en la liga.

Más noticias