Sastre quedó en la mira de Provincia por el corte de Ruta Nº 64

Sastre quedó en la mira de Provincia por el corte de Ruta Nº 64

La drástica medida de la intendenta de la cabecera departamental de clausurar el acceso a la ciudad desató la ira de vecinos de las localidades de Crispi, Castelar y Las Petacas, quienes quedaron aislados en medio del caos. El Municipio se expone a una cusa judicial por parte del gobierno santafesino.

No es la primera vez que la jefa del Municipio sastrense, María del Carmen Amero, toma una decisión de forma unilateral cortando una ruta. Algo similar había ocurrido en 2016 cuando, tras un intenso temporal, resolvió romper Ruta Provincial N°13 sin permiso del gobierno de Lifschitz para permitir el escurrimiento de las aguas. Ahora, en medio de otra situación crítica, adoptó la clausura de todos los accesos a la ciudad, dejando habilitado sólo el principal. La medida tuvo su rápida repercusión regional. Es que al cerrar el ingreso proveniente de Crispi, Castelar y Las Petacas (Ruta Provincial N° 64) dejó aislados a vecinos que viajan necesariamente a la cabecera del departamento San Martín ante la falta de recursos sanitarios como, por ejemplo, hospitales, centros médicos y farmacias. Ahora, el Ejecutivo quedó expuesto a una denuncia penal por parte del gobierno santafesino, un anuncio hecho por el gobernador Omar Perotti.

Falta de empatía, desesperación o extralimitación para cuidar a sus ciudadanos. Lo cierto es que en un momento donde se solicita respeto a la población y los gobiernos deben mantener la serenidad para tomar decisiones, algo falló. Fue el día domingo cuando Amero anunció el cierre de todos los accesos al ejido urbano, dejando habilitado únicamente el principal ubicado sobre Boulevard Eva Perón. La noticia de clausurar el ingreso proveniente de Ruta Provincial Nº 64 con un improvisado enrejado desató automáticamente una fuerte polémica. El repudio generalizado de pobladores de localidades vecinas no se hizo esperar. Aseguran que están siendo discriminados al prohibirles la entrada a la cabecera departamental, un viaje muchas veces necesario cuando se trata de abastecimiento de combustible y asistencias sanitarias – visitas a consultorios médicos, hospital y farmacias -.

La propuesta hecha por el Ejecutivo sastrense a los demás gobiernos en cuestión para habilitar el paso y quitar las rejas que imposibilitan el tránsito fue que realicen un aporte económico para ayudar a paliar los gastos que tendría la presencia de un inspector en el acceso restringido, una oferta inaceptable para las comunas involucradas.

LEER.- Sastre cerró sus principales accesos y aisló a tres pueblos

Y si bien desde el propio Municipio aseguran que lo que se cerró es el acceso a la ciudad y no hay falta alguna que viole la ley, a decir verdad se trata de un corte de la Ruta Provincial Nº 64. De acuerdo a la traza oficial, el corredor proveniente de las localidades de Crispi, Castelar y Las Petacas es la continuidad de Avenida San Martín, una de las arterias principales de la ciudad de Sastre que desemboca en el centro urbano.

Al borde de la denuncia penal

El miércoles por la noche el gobernador Omar Perotti fue tajante e instó a municipios y comunas a dejar de lado los cortes de ruta. “Sabemos que se está haciendo un esfuerzo importante en el control de la cuarentena y el aislamiento, pero algunos se han extralimitado, y queremos ser muy claros en eso: no se puede cortar una ruta; una cosa es limitar el acceso al pueblo, y otra es cortar una ruta”, sentenció y agregó: “Aquellos que persisten en esta instancia de mantener cortada una ruta, van a ser denunciados penalmente”.

Un antecedente, el mismo actor

El 19 de febrero del año 2016 María del Carmen Amero había adoptado una decisión algo particular y de manera unilateral. Después de intensas lluvias que habían azotado durante todo ese día a la localidad, la jefa del Ejecutivo sin consulta previa al gobierno provincial de aquel momento había dispuesto romper la Ruta Provincial 13 para permitir que el agua que ingresaba desde el sector norte a la ciudad fluya hacia los bajos naturales ubicados al este. La determinación había retumbado en los altos estratos de la Provincia con cruces y polémica de por medio.

Más noticias