Producción ovina: disponen casi $ 6 millones para financiar la actividad en Santa Fe

Producción ovina: disponen casi $ 6 millones para financiar la actividad en Santa Fe

Se trata del giro que recibirá la provincia desde la Ley Ovina Nacional para entregar créditos blandos. Hasta el 1° de junio se recibirán proyectos de los interesados en aprovechar la herramienta.

Hasta el próximo 1° de junio está formalmente abierta la recepción de proyectos de productores santafesinos interesados en acceder a los Aportes Reintegrables de la Ley Ovina Nacional. Se trata de una herramienta de financiación que apunta a generar mejoras en el sector con créditos blandos, tanto en tasa como en plazo, al que incluso pueden acceder quienes deseen iniciarse en la actividad.

“No hay ni piso ni techo para los desembolsos”, indicó el médico veterinario Sergio Taffarel, coordinador de la Mesa Técnica Ovina y Caprina en el provincia, para distribuir los $ 5.85 millones que recibirá Santa Fe en concepto de Presupuesto Operativo Anual 2020. En todo el país se destinarán casi $ 220 millones. Los créditos se otorgan a 7 años, con hasta dos de gracias y cuotas anuales los siguientes cinco con un interés del 12%, para ser aplicados en compras de vientres o reproductores, implantación de pasturas, infraestructura, aguadas o cualquier otra inversión necesaria para producir.

“El requisito fundamental es que el proyecto debe estar orientado a la producción ovina”, sostuvo el técnico, y agregó que se trata de “una ayuda, no el total de la inversión”, por lo que una parte del riesgo corre por cuenta del interesado.

Para su validación, se requiere que los proyectos tengan un criterio integral (por ejemplo que se disponga de campo suficiente para comprar una determinada cantidad de hacienda) y sean elaborados con asesoramiento y la rúbrica de un técnico habilitado a tal fin (hay entre 60 y 70 distribuidos en todo el territorio santafesino). “Algunos cobran por hacer el proyecto y otros no, como los que forman parte de Unidad Ejecutora Provincial”, indicó Taffarel. Se puede acceder al listado de profesionales en la misma dirección de correo electrónico en la que se reciben los proyectos: leyovinasantafe@gmail.com. También se pueden obtener mayores precisiones por teléfono (03496-15520140 / 03482-15262574) en las dependencias del Ministerio de la Producción en Reconquista, calle Gral. Obligado 975.

Taffarel explicó que una vez aprobado el proyecto en la provincia se dirige para su validación en Nación. Una vez aprobado se abre un período de firmas de Mutuos y Pagarés; y una vez realizado este trámite el beneficiario dispone de 12 meses para ejecutar el aporte. “Ni la provincia ni el productor toca dinero, es contrafactura como se hace el desembolso; o sea Nación gira el dinero al proveedor del beneficiario una vez que recibe la factura correspondiente”, aclaró. El año pasado, dijo, el tiempo promedio entre la presentación del proyecto (casi listo) y la firma de Mutuos y Pagarés fue de 70/80 días.

El técnico indicó que quienes buscan entrar en la actividad y aspiran a estos créditos deben tramitar el Renspa (Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios) y a nivel provincial el Boleto de Señal, que se tramita ante la Administración Provincial de Impuestos (API). El primero es gratuito y rápido, pero el segundo tiene un costo y tarda entre 60 y 70 días, aunque sólo con la constancia del trámite iniciado se puede presentar el proyecto.

El año pasado en Santa Fe se distribuyeron préstamos desde $ 80.000/100.000 hasta $ 400.000 por aproximadamente $ 5.5 millones en 17 proyectos, “dos de los cuales fueron los primeros ANR (Aportes No Reintegrables) que se ejecutaron en la provincia desde que adhirió a la Ley Ovina Nacional en 2007”, indicó Taffarel. Uno, por algo más de $ 300.000 fue para la escuela agrotécnica de Colonia Mascías (Departamento San Javier) y el otro para un grupo de productores en el Paraje Las 500 en el Departamento 9 de Julio que “habían perdido todo con la inundación”. El requisito para acceder a este subsidio -explicó- es que sea un proyecto sin fines de lucro y con impacto social.

Fuente: Campo Litoral

Más noticias