Por la sequía, hay dos pedidos en la Legislatura para declarar Emergencia Agropecuaria en el sur santafesino

Por la sequía, hay dos pedidos en la Legislatura para declarar Emergencia Agropecuaria en el sur santafesino

Los informes técnicos mencionan pérdidas que en algunos cultivos llegan a ser totales. Un diputado y un senador presentaron proyectos de declaración para que el Ejecutivo tome medidas y asista a los daminificados.

La sequía que afecta al sur santafesino impulsó dos pedidos de declaración en la Legislatura para que el Poder Ejecutivo implemente la Emergencia o Desastre agropecuario en varios departamentos de la región.

El diputado Juan Cruz Cándido (UCR-FPCS) y el senador por el departamento Constitución Germán Eduardo Giacomino (UCR) plantearon la solicitud en ambas cámaras para que se proceda a declarar la Emergencia Hídrica por Sequía y/o desastre agropecuario total o parcial en las jurisdicciones del sur de la Provincia; así como se prevean los trámites necesarios a los efectos de destinar recursos para instrumentar mecanismos de ayuda a las explotaciones agropecuarias afectadas.

Las gestiones están acompañadas de dos informes técnicos, uno de la AER Arroyo Seco de INTA que firma Gabriel Prietto y otro del Jefe de Ingenieros del CCP Bigand de Agricultores Federados Argetninos Gustavo Tetamanti. En ambos se reportan graves perjuicios por la falta de lluvias. En Birgan, alcanza a 50% en maíces y sojas de primera y de 80% en ambos cultivos de segunda. Allí, mientras en una campaña normal se aspira a cosechar una media de 35 quintales de soja y 100 de maíz, en la actual se proyectan 20 en soja de primera y 5 en las tardías; y 40 quintales para los maíces tempranos y 20 en los de segunda. “Productores ligados a la ganadería ya usan estos cultivos como reserva de alimento”, afirman. En Arroyo Seco calculan pérdidas de 30% en sojas y maíces tempranos, de 80% en maíces tardíos y 50% en legumbres. “Soja de segunda sobre trigo 80-100% y sobre legumbres 50%”, detalla el informe.

En tales condiciones la solicitud de Emergencia Agropecuaria de los legisladores, que acompañan productores de la región agrupados en Federación Agraria Argentina Filial Sur, abarca la totalidad de los departamentos Rosario, Constitución, San Lorenzo y parcialmente el Departamento Caseros (distritos situados al este, en una Circunferencia de 50 Km de la Ciudad de Rosario).

“Es necesario y urgente que el Poder Ejecutivo declare en emergencia y/o desastre agropecuario, a las explotaciones agropecuarias de las jurisdicciones del Sur de la Provincia, que incluye a varios Departamentos, como así también se prevean los mecanismos necesarios a los efectos de destinar recursos para subsidiar o en su caso otorgar créditos blandos a las mismas afectadas por la falta de precipitaciones que se ha prolongado por algunos meses provocando estrés hídrico en los suelos y la pérdida de pasturas repercutiendo en las principales actividades de producción (agrícolas y ganaderas)”, propuso Giacomino en su proyecto, que ya se encuentra para su tratamiento en las comisiones de Economía y Agricultura, Ganadería, Industria, Comercio y Turismo.

El último relevamiento de la Guía Estratégica par el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario calculó un recorte de 2 millones de toneladas en la producción de soja de la Zona Núcleo. Ahora la campaña sería de 18 millones en la región, mientras hace poco menos de un mes se esperaban 20. “El 18 de febrero las lluvias abandonaron a la región y el efecto ha sido contundente: hace una semana se alertaba por 750 mil hectáreas de soja que estaban regulares a malas, pero con las altas temperaturas de los últimos siete días el deterioro se ha expandido y alcanza ahora a 1,76 millones de hectáreas”, indica el informe.

En soja de segunda se estiman 680 mil regulares y 255 mil ha en condiciones malas. Ya algunos productores están pastoreando lotes y se calcula que quedarían fuera de cosecha unas 100 mil ha si no llueve en los próximos días, aunque muchos lotes ya tienen daños irreversibles. La de primera también ha quedado afectada, y se estiman ahora 660 mil ha regulares y 165 mil malas.

Entre los días lunes 9 y martes 10 de marzo, un sistema frontal frío se desplazará de sur a norte, desarrollando lluvias y tormentas de variada intensidad, estimó la GEA. “Puede haber eventos fuertes pero serán muy acotados”, agregaron los técnicos. “La situación se complejiza en el corto plazo”, comentó José Luis Aiello, Dr. en Cs. Atmosféricas. “con temperaturas veraniegas y otra semana o quizás 10 días más sin lluvias significativas”.

Fuente: El Litoral

Más noticias