Modificaron la ley de pirotecnia y ahora se permite utilizar artefactos lumínicos

Modificaron la ley de pirotecnia y ahora se permite utilizar artefactos lumínicos

La iniciativa se había aprobado en 2017 y prohibía el uso de "todo producto destinado a provocar efectos mecánicos visuales y/o audibles mediante detonación, deflagración, combustión o explosión".

A casi dos años de haber aprobado la ordenanza sobre Pirotecnia Cero, el Concejo le dio una vuelta de rosca a la iniciativa y aplicó una modificación. A partir de ahora se permitirá solamente artefactos lumínicos, continuando la prohibición sobre aquellos sonoros. El proyecto había sido presentado en su momento por la edil justicialista Eva Lucero, y tuvo el visto bueno el 3 de agosto del 2017.

Fue mediante la aprobación de la ordenanza Nº 1074, donde el cuerpo legislativo sastrense fijó la prohibición de  utilización, comercialización y transporte de artefactos estruendosos en la cabecera departamental. Las sanciones, dispuestas por la iniciativa, iban desde las 100 a las 1000 Unidades Fijas (UF) – una UF equivale al valor de un litro de nafta súper -. También establecía la clausura de locales para comerciantes que no respeten la normativa.

Ahora, aquel escrito original tuvo una modificación. la misma fue aprobada por unanimidad a través de la ordenanza 1.160/19. Mediante esta quedó permitido el uso de pirotecnia solamente lumínica, mientras que continua vigente la prohibición para utilizar pirotecnia sonora.

De acuerdo a la iniciativa del 2017, se entendía por pirotecnia “todo producto destinado a provocar efectos mecánicos visuales y/o audibles mediante detonación, deflagración, combustión o explosión, así como aquellos elementos de proyección cuyo efecto secundario produzca explosión, deflagración, detonación o cualquier otro análogo en que se utilice cualquier compuesto químico que por sí sólo o mezclado con otro pueda ser inflamable”. La normativa excluía a las Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Armadas, Gendarmería, Defensa Civil y Bomberos, cuando los artefactos sean utilizados en ejercicio de sus funciones.

También previa un régimen de faltas ante la violación de la ley. Establecía multas de “100 a 500 litros de combustibles por el uso de pirotecnia”. En tanto, si el infractor se trataba de un comerciante se lo castigaría con sanciones de entre “200 y 1000 litros de combustible por la comercialización, depósito y/o transporte de pirotecnia”. Además se aplicaría el decomiso de la mercadería y una clausura al local en el cual se constate el depósito, venta, comercialización y/o fabricación de material por un tiempo de entre 10 y 60 días. Asimismo, si el infractor era reincidente se elevarían al doble las sanciones impuestas.

Más noticias