La Escuela Aristóbulo del Valle recibió más de $330.000 para refaccionar su Comedor

La Escuela Aristóbulo del Valle recibió más de $330.000 para refaccionar su Comedor

Los fondos enviados por el gobierno provincial pertenecen al FANI y fueron entregados este viernes por la tarde. Desde el establecimiento educativo adelantaron que se utilizarán para reparaciones en el techo y paredes del espacio.

La Escuela Aristóbulo del Valle Nº 267 recibió un aporte de $330.656 del gobierno de Santa Fe. Los recursos, gestionados a principios de este año y pertenecientes al Fondo para Atención de Necesidades Inmediatas (FANI), serán destinados a remodelaciones y refacciones edilicias en el Comedor escolar de la institución. “Lamentablemente no contamos con los chicos en las aulas. Entonces aprovechamos esto para realizar las tareas de forma más segura”, le dijo a bumerangnews.com la directora del establecimiento, Cristina Araya. A su vez, y en diálogo con este medio, la secretaria de Gestión Territorial Educativa, Rosario Cristiani analizó el contexto atravesado por la pandemia: “Dejó de manifiesto que la presencialidad no se puede reemplazar. Si bien la conectividad complementa y le da potencia al vínculo pedagógico, el contacto personal y la mediación docente siguen siendo fundamentales para que el proceso de aprendizaje sea el de mejor calidad”.

En medio de un año complejo, la educación nuevamente fue una rueda de tracción para las instituciones. Este viernes por la tarde, una delegación del Ministerio de Educación del gobierno santafesino desembarcó en Sastre para hacer entrega de $330.656 a la Escuela Aristóbulo del Valle Nº 267, solicitados para refacciones edilicias. “El trabajo que se va a realizar es en el techo y paredes del comedor. Son arreglos necesarios desde lo estructural, será que todo sea mas fructifero”, adelantó Araya.

Cristiani detalló que, al momento, en la provincia regresaron sólo 110 escuelas primarias y secundarias de un total de 4.500 instituciones. “Los chicos se adaptan mucho. Sobre todo los de menor edad. Han adquirido las pautas del protocolo de cuidado de manera excelente. Ellos nos dan lecciones a los mayores. So muy responsables. Estamos haciendo una excelente evaluación de como comenzó esta pequeña experiencia”.

Asimismo, la funcionaria sostuvo que la pandemia terminó de desnudar las falencias que tiene el territorio desde la comunicación, una situación que dejó de manifiesto los inconvenientes para avanzar con el aprendizaje en un año crítico como el 2020. “La educación puso de relieve su fortaleza, los docentes sus compromiso porque se cargaron al hombro esta situación junto con las familias, y existió una gran sinergia entre todos. Pero también expuso una provincia real, que nos dice que tenemos un territorio con concectividad de baja calidad y sin extensión”.

Siguiendo la misma línea, Cristiani valoró el proyecto de ley “Santa Fe + Conectada” presentado por el gobernador Omar Perotti, un programa que busca brindar acceso a internet de calidad en todo el territorio provincial. La Casa Gris logró un financiamiento del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para financiar la obra de 4.000 kilómetros de fibra óptica. “Lo comparo con un servicio público. Antes las poblaciones necesitaban agua potable y electricidad, hoy se necesita la conectividad para estar intercomunicada y comunicada con el mundo. Esto nos permitirá tener una mejor calidad educativa, de salud y seguridad. Una provincia con más conectada es una provincia que produce, progresa y avanza”, consideró.

Por su parte, la delegada de la Región VIII de Educación, Marisa Iturbide, sostuvo que en la zona las escuelas se encuentran preparadas y en condiciones para recibir a los alumnos en la nueva presencialidad. “Es muy importante el vínculo cercano que contribuye al aprendizaje. Estamos calificando a las poblaciones del departamento de acuerdo a su riesgo, que tiene que ser leve o bajo, para que quede habilitado su regreso”, indicó.

Siguiendo el mismo carril, adelantó que desde Educación se encuentran trabajando con un establecimiento de la región para autorizar su vuelta. Y esa dirección, remarcó que el inconveniente central a nivel global lo encuentran en los lugares de residencia de los docentes. “Hay muchos que deben viajar porque no viven donde dictan clases. Y eso es lo que tratamos de evitar. En estos momentos estamos analizando profesionales de cada localidad para que, de acuerdo al escalafón, puedan comenzar a ir a las aulas”.

A su vez, también hizo referencia al nivel de respuesta de los alumnos. Iturbide explicó que los jóvenes estaban concientizados desde el inicio y no presentaron inconvenientes para cumplir con los protocolos de seguridad. “Ya naturalizaron el uso de barbijo, que se puede jugar sin contacto, que deben higienizarse. Pero sobre todo las ganas de aprender. El balance es altamente positivo”.

Sobre el cierre, y pensando en el ciclo lectivo próximo anunciado en los últimos días – comenzará el 15 de marzo y finalizará el 20 de diciembre del 2021 – la secretaria de Gestión Territorial Educativa adelantó que las modificaciones serán significativas. “No vamos a volver a la escuela que teníamos. El año 2020 se solapa con el 2021. Los chicos que están en los extremos de nivel tendrán etapas de profundización durante los últimos 15 días de febrero y marzo. En ellos se concentrará la tarea docente para que si quedaron tramo de la trayectoria pedagógica no bien resueltos o que les falta maduración, tengan su tiempo para que accedan al nuevo nivel de la mejor manera”, concluyó Cristiani.

Del acto de entrega de los fondos correspondientes al FANI estuvieron presentes la directora de la Escuela Aristóbulo del Valle Nº 267, Cristina Araya, la secretaria de Gestión Territorial Educativa, Rosario Cristiani, y la delegada de la Región VIII de Educación, Marisa Iturbide, y personal del establecimiento educativo.

Más noticias