Juicio por el femicidio de Verónica Soulé: se escucharon los alegatos finales

En la mañana de este jueves se realizó la última de las audiencias en la torre judicial de la ciudad de San Jorge. El martes 16 se conocerá el veredicto de los jueces.

En la mañana de este jueves, y en el marco del juicio por femicidio a Lisandro Cabral por el caso “Verónica Soulé”, se hicieron los alegatos finales de partes ante los jueces Nicolás Falkenberg, Sandra Valenti y Luis Octavio Silva. La audiencia marcó el último trámite judicial antes de que los mismos brinden su veredicto previsto para el venidero martes 16 de agosto.

Alejandra Del Rio Ayala y Matías Broggi, a cargo de la fiscalía, fueron los primeros en fundamentar su acusación. La primera fue quien tomó la palabra donde comenzó reconociendo que en el caso caratulado como -Homicidio Calificado- se desencadenó luego de una “relación conflictiva”. Con eso, a su entender, en el trascurso de las distintas audiencias, “quedó probado que no fue suicidio”. La magistrada lo hizo analizando las distintas pericias de bomberos zapadores de Santa Fe y la propia autopsia realizada por el médico forense.

Además, la fiscal enfocó su alegato en las distintas declaraciones de los psicólogos actuantes (Policial y de Cámara Gesell), sosteniendo que habría diferencias y de las cuales surgen “pruebas que no son fidedignas” para corroborar que Verónica Soulé se suicidó como lo dio a entender la defensa en las distintas audiencias preliminares.

Luego fue el turno de la querella, conformada por Laura Gerad y Vivian Galeano. Esta última se hizo cargo de los fundamentos y comenzó exponiendo que se trata de dilucidar en el juicio sobre Lisandro Cabral con “dos miradas…, héroe u homicida” en clara alusión a los discutido hasta ahora entre las partes. Allí, la defensa sostiene que su defendido no prendió fuego a la victima e inclusive intentó sofocar el mismo.

Galeano, también como la fiscal, alagó el trabajo hecho en los peritajes de bomberos zapadores y la del médico que realizó la autopsia, citando la experiencia de ambos y entendiendo que “fueron concluyentes en sus dichos”.

La misma habló sobre la “violencia de género” recibida por Soulé en todos esos años previos a su muerte, algo que quedó “totalmente comprobado por la cantidad de declaraciones brindadas por los testigos”. Posteriormente, trajo a colación las pericias psicológicas de los niños, los que a su entender estarían influenciados en sus relatos – con lagunas discursivas y contaminación – “tal cuál referenció en su declaración el Licenciado Policial Páramo”, indicó.

Galeano, sobre el final de su alegato, le pidió a los jueces no tomar como prueba el relato de los hijos (en Cámara Gesell), considerando que “no son una prueba” ya que ellos  “también son víctimas”, acentuó.

La coincidencia de Fiscalía y querella fue clara y la parte acusatoria considero que, a Lisandro Cabral, le corresponde la pena de prisión “Perpetua”.

Finalizado los alegatos acusatorios, fue el turno de la defensa, constituida por Cintia Duarte y Diego Lorefice. Este último tomó la palabra reseñando las diferencias entre la pareja desde hacía un tiempo. Consideró que había sido lo que desencadenó el hecho, cuando su defendido le hizo saber a Soulé la decisión de separarse la trágica noche.

Posteriormente, Lorefice recordó que de acuerdo a informes que surgen del expediente en distintas instancias de la causa, Verónica Soulé había tenido episodios e intentos de suicidios en tres oportunidades. También entendió inobjetable los dichos de los niños en Cámara Gesell, sobre todo el de la hija mayor (única testigo visual), que brindó detalles claros sobre lo sucedido en la vivienda de Pueblo Casa el 17 de marzo de 2020.

Duarte, por su parte, razonó que a pesar de las declaraciones de familiares directos de Soulé, como así también de testigos de la acusación que expusieron las diferencias en el tumultuoso matrimonio, “en ningún momento hubo denuncias de violencia de género”. La misma abogada intentó traer a colación la declaración de una enfermera de Carlos Pellegrini que había atendido a la víctima. Sin embargo, fue rápidamente objetada por la fiscal Del Rio Ayala en virtud a que esa declaración no figura en el expediente inicial.

A posterior, nuevamente tomó la palabra Lorefice. Y para cerrar su argumento, hizo mención a la pericia del médico forense, donde explicó que el cuerpo de Verónica “no tenía traumas” compatibles con otras lesiones que no sean las causadas solamente por el fuego, y que posteriormente originó la trágica y lamentable muerte.

Para finalizar, solicitó la absolución de su defendido y anticipó que de ser adverso el fallo para con Cabral, continuará la instancia en la cámara de apelaciones.

El veredicto de los jueces, será el próximo martes 16 de agosto.

Fuente: San Jorge Virtual