Temporal en Sastre: árboles caídos, cables cortados y 160 milímetros en 40 minutos

La cabecera del departamento San Martín sufrió la peor parte en toda la región de la tormenta que azotó el centro oeste santafesino pasado el martes al mediodía. El servicio eléctrico estuvo suspendido por casi 7 horas. No hubo evacuados. "Por suerte no tuvimos que lamentar lesionados", explicaron desde Defensa Civil.

Las altas temperaturas que comenzaban a levantarse a medida que se acercaba el mediodía del martes terminaron desatando un fuerte temporal en la ciudad de Sastre, cabecera del departamento San Martín, allá por las 13.30. Las fuertes ráfagas con la llegada de abundantes precipitaciones hicieron encender las alarmas. El suministro eléctrico quedó suspendido rápidamente y los servicios de emergencia se activaron. “Llovieron 115 milímetros en menos de 40 minutos. Debido a todo esas causas hubo llamadas al Cuartel de Bomberos. Había gente a las que se les filtraba el agua en sus hogares”, explicó el jefe del cuerpo activo y coordinador zonal de Defensa Civil, Darío Almada, en diálogo con Maldito Despertador – programa que se emite de lunes a viernes de 8 a 12 por Radio Cronos FM 107.1 -.

Con el correr de los minutos, y tras una hora y media de una potente lluvia, las primeas secuelas comenzaban a dar cuenta de los daños. Árboles, postes caídos y cables cortados. Rápidamente cuadrillas de la EPE, empleados municipales y bomberos voluntarios comenzaron a asistir a lugares afectados. “Personal de la Comisaría Primera fue a balizar Ruta 13 porque había ramas caídas que generaban peligro para transeúntes. Recorrimos las escuelas y dimos la orden para que ningún chico salga del establecimiento ni los padres se acerquen a buscarlos”, explicó Almada.

El suministro eléctrico fue suspendido a las 13.30 y desde la Empresa Provincial de la Energía emitieron un comunicado solicitando a la población evitar circular por la ciudad para evitar males mayores. A esa altura, cuadrillas municipales distribuían en diversos puntos de la ciudad bolsas de arena que funcionaban como contención para evitar el ingreso de agua a los hogares.

La luz recién regresó a las 20 después de que personal de la Empresa Provincial de la Energía haya realizado las reparaciones en los diferentes sectores afectados de la localidad bajo el intenso temporal. «Afortunadamente no tuvimos que lamentar lesionados ni hubo que evacuar gente», indicaron desde Defensa Civil.

En la zona rural, las tareas para normalizar el servicio se pusieron en marcha en la mañana del miércoles. Con los caminos completamente anegados, empleados de la EPE iniciaron las reparaciones a primera hora y se estima que por la tarde todo comience a normalizarse.

El registro final de precipitaciones en la ciudad de Sastre marcó 160,3 milímetros, el mayor caudal en toda la región. Otros puntos del departamento que sumaron altos volúmenes de agua, aunque en un lapso de tiempo muy prolongado y sin intensas ráfagas de viento, fueron Cañada Rosquín (98 mm) y El Trébol (95 mm). En Carlos Pellegrini el pluviómetro llegó a los marcó 81, mientras que en San Jorge fueron 66 los milímetros medidos. Piamonte (50), Plaza Clucellas (56) y Estación Clucellas (50) tuvieron valores normales.