Endiablado

Endiablado

El Tate cayó frente a Susanense como visitante y sufrió otro duro golpe. Fue 4 a 2 la victoria del local con goles de Borri, Alessio, Valladares y Viale. Para la visita marcaron Matías Galván y Heraldo Frattín. Los de Esborraz terminaron con 9.

Unión sufrió otro duro golpe en un duelo trascendental de cara a la clasificación. Como visitante, perdió 4 a 2 con Susanense. Borri, Alessio, Valladares y Viallladares marcaron en el local, mientras que en el rojiblanco gritaron Galván y Frattín. El Tate terminó con nueve jugadores. El domingo próximo tendrá otro duelo clave en el Bosque cuando reciba a su homónimo de Los Cardos.

Susanense y Unión jugaban una final anticipada en la casa del Diablo en el camino a la clasificación a los play off del Apertura. El Tate llegaba con varias bajas al duelo de este domingo. Sin Páez y Martinetti por sanción, ni Ramírez y Velázquez por lesión, Esborraz debía rearmar el once inicial para recuperarse luego de la caída última en su casa y no poner en riesgo su lugar en la tabla.

Y fue un partido frenético porque ambos ponían mucho en juego. En menos de 10 minutos, el local ya se había puesto arriba. A los ocho, Borri llegó al área rival y puso en ventaja al Diablo. El Tate sintió el impacto y rápidamente fue en busca de la igualdad. Puricelli desbordó por la banda y envió un centro rasante al área para la llegada de Matías Galván. El hombre del rojiblanco, en 17, decretaba el 1 a 1.

Unión no bajaba la intensidad y buscaba la victoria. Y fue así que a los 30 minutos Heraldo Frattín apareció para estampar el dos a uno para la visita. El local reaccionó y dos minutos más tarde igualó la historia gracias a Iván Alessio.

Con el encuentro empatado, a los 34 llegaron las malas noticias para la visita. Derito fue fuerte al piso y Guayanes, árbitro del encuentro, le mostró la roja directa. Unión se quedaba sin un hombre menos para jugar gran parte del partido. El Diablo se fue adelantando en el campo y con un jugador de más comenzó a empujar al rojiblanco contra su arco. Y en el tercer minuto de adición Nicolás Valladares puso en ventaja a Susanense antes que se muera la primera parte.

En el complemento, a pesar del hombre de menos y con el resultado en su contra, Esborraz no movió el banco y decidió apostar por la línea de tres en el fondo para intentar llegar al empate. El segundo tiempo se hizo impreciso y deslucido. El viento jugó su partido aparte y ninguno de los dos conjuntos podía desequilibrar. El Tate no lograba generar fútbol para llegar al arco rival y recién en el minuto 24 tuvo la primera chance de peligro. Puricelli se asoció en ofensiva con Frattín y este, desde media distancia, inquietó a Padilla.

Sobre el final el Diablo sentenció la historia. El experimentado Guido Viale, a los 39 minutos, estiró la ventaja para decretar el 4 a 2. Y al minuto siguiente, Guayanes volvió a sacar una tarjeta roja. Matías Galván, por protestar, se fue antes a las duchas y dejó a Unión con 9.

Después de eso, Susanense se fue aferrando a la victoria y el Tate, ya sin respuestas, veía como el partido se iba. El equipo de Esborraz volvió a sufrir una dura derrota y nuevamente perdió jugadores. El domingo próximo el rojiblanco tendrá otra final cuando reciba a su homónimo de Los Cardos.

Más noticias