En plena cosecha, el Municipio le impide a camioneros viajar al puerto

En plena cosecha, el Municipio le impide a camioneros viajar al puerto

La medida es un golpe en el corazón económico de transportistas locales y plantas de acopio que no pueden recibir producción por tener saturados los silos. Además, también los productores quedan damnificados. Una decisión que despertó el malestar del sector.

Un nuevo capítulo en medio de la pandemia del coronavirus comenzó a originarse en Sastre. De nuevo el Municipio está en el centro de la escena, pero esta vez el sector del agro fue quien quedó como el damnificado. Es que por un decreto el Municipio le prohibió a las plantas de acopio autorizar viajes a puerto a camioneros, habilitando únicamente el ingreso y egreso de cereales para el almacenamiento enviado desde el campo. La medida le pegó directo al corazón económico de choferes de transporte de carga, que no pueden llevar la producción a las empresas agroexportadoras. Además, las plantas de silo ya están al borde del colapso de granos y no cuentan con espacio para continuar con el depósito, algo que tiene efectos colaterales en productores que deben comenzar a embolsar su cosecha de forma personal.

La resolución fue emitida entre semana. La intendente local, en uno de sus artículos, inhabilita a “plantas de acopios de cereales al ingreso y egreso de camiones. Sólo será permitido el ingreso de camiones de transportistas locales a los fines de acopiar el cereal de algún productor de Sastre y Ortíz o cuyo campo pertenezca al distrito, bajo pena de clausura de 15 días corridos. Esta inhabilitación se extenderá hasta el 31 de marzo del corriente año”.

En contacto con bumerangnews.com, Hugo Polanich, transportista local, no ocultó su preocupación ante la situación. “Nosotros veníamos haciendo arrimes a planta, y cuando comenzó a salir la carga hacia el puerto nos prohibieron hacer viajes, algo que va en contra del decreto nacional y nuestro trabajo. Es algo que dispuso la intendenta. Estamos haciendo gestiones por otro lado para tratar de destrabar esto”, sostuvo.

De acuerdo al decreto nacional de aislamiento obligatorio, camioneros quedan exceptuados de la restricción para circular y fueron autorizados a hacer transporte de carga con carta de porte en mano. La medida establece que pueden seguir su actividad las “industrias de alimentación, su cadena productiva e insumos”; y que también se podrán desarrollar “actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria y de pesca”. A lo largo de esta semana, desde el Ministerio de Transporte de la Nación salieron a aclarar en varias oportunidades que los Municipios y Comunas no tienen competencia en el tema.

Para Polanich, los camioneros están actuando con los recaudos sanitarios dispuestos. “Todos tratamos de tener el mayor cuidado, pero si salimos a la vereda estamos expuestos también. Hacer un viaje a San Martín de las Escobas es lo mismo que ir a puerto. Con esta prohibición se le corta la cadena de producción al sector agropecuario”, indicó y agregó: “Hablé con la intendenta y nos dijo que esa es una disposición que la va a hacer cumplir. Pero tiene que otorgar la libertad de trabajo”.

De acuerdo a lo que explicaron desde el sector de transporte, existen choferes que se mostraron a favor de evitar viajes, aunque la decisión ya corre por cuenta propia y nada tiene que ver la ley.

Productores sienten el daño colateral

La orden que camioneros deben acatar por pedido del Municipio también deja su efecto colateral en el sector agropecuario. Es que en medio de la cosecha, la falta de transporte comenzó a impactar en el campo. Los productores ya no pueden sacar los granos y enviarlos a puerto, con lo cual muchos comenzaron a embolsar directamente su producción en sus propias tierras. A quienes poseen la maquinaria para hacerlo, la situación le genera un trabajo extra. Sin embargo, no todos cuentan con esa posibilidad, algo que los obliga a contratar un servicio generando un nuevo gasto.

Así, y en ambas ocasiones, dejar la cosecha expuestas a condiciones climáticas pueden llevar a la pérdida total o parcial de la misma ante precipitaciones, y hasta situaciones de vandalismo como ha ocurrido en reiteradas ocasiones.

Los acopios, otro de los golpeados

Las plantas de acopio también siente el simbronazo en sus cimientos. La ecuación es simple: ante la prohibición de enviar la carga a puertos y recibir únicamente lo que llega desde el campo, cuentan con su capacidad al límite. Con lo cual en algunos casos deben derivar la producción a otros subcentros, mientras que existen empresas que directamente rechazan los granos.

Una situación a nivel que puede traer consecuencias

En la provincia de Santa Fe esta situación ya se generó en localidades como Timbúes, Arteaga, San José de la Esquina y Gálvez. En la provincia de Córdoba ocurrió lo mismo en Cruz Alta, Los Surgentes, Buchardo. Los camioneros aseguran tener problemas para trabajar. Según publica La Nación, también hay casos en La Pampa y Entre Ríos. Por su parte, exportadores ya notificaron al ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni , de los inconvenientes actuales y pidieron la intervención del Ministerio de Seguridad.

Más noticias