El plan que iba a ser financiado por Provincia y Municipio y ahora lo pagan frentistas

El plan que iba a ser financiado por Provincia y Municipio y ahora lo pagan frentistas

En marzo el Municipio anunció un programa de pavimentación de 22 calles urbanas que iba a ser impulsado con fondos del gobierno santafesino y recursos propios. La idea inicial era realizarlo en 4 etapas. Sin embargo cumplió sólo con la primera de ellas, modificó el material y alteró el orden.

A fines del tercer mes del año, el Ejecutivo había anunciado un “ambicioso” programa de pavimentación que implicaba 22 calles de la ciudad en cuatro etapas. Y de acuerdo a los augurios de la intendencia, las obras se encararían con un giro de unos $13,8 millones que llegarían de Provincia en concepto de adelanto de recursos coparticipables adeudados de Nación con Santa Fe. Además, el Municipio también había aclarado que aportaría fondos propios para hacerle frente a los trabajos que se desarrollarían con hormigón elaborado e incluían, además, obras de cordón cuneta y desagües. Incluso se utilizaría mano de obra municipal para abaratar costos.

Sin embargo, sólo se ejecutaron 6 cuadras de las 22 prometidas. Para el resto hubo un reperfilamiento del programa restante. El Ejecutivo, a pesar de intentar ocultar detalles del modo de pago de los trabajos, debió cambiar las reglas del juego sobre la marcha esta última semana. Del mega proyecto planeado en 4 etapas con recursos del gobierno provincial y local, pasó a una iniciativa en la cual los fondos saldrían del bolsillo de los frentistas.

Incluso cambió el material de los trabajos. En un principio las tareas iban a desarrollarse con hormigón elaborado, pero luego se modificó a concreto asfáltico – algo de menor calidad que requiere mayor mantenimiento y, a su vez, posee un costo más bajo –. Es más, el gobierno local también había aclarado que para abaratar costos se utilizaría mano de obra municipal – hoy las obras las está realizando la empresa Laromet –.

Y no sólo eso, sino además alteró las etapas. Este último miércoles motorizó trabajos en dos cuadras sobre calle Lisandro de la Torre, entre Maipú y Alem, algo que en el proyecto inicial figura recién en la etapa cuatro.

Adhesión al programa

El plan de pavimentación del Municipio local se había anunciado luego de que el Concejo aprobara el pedido del Ejecutivo de adherirse a un convenio con el gobierno santafesino mediante el cual este último se encargaría de girar recursos a municipios y comunas para el arreglo de calles urbanas. El total, la Casa Gris había prometido girar en total unos $3.150 millones a los gobiernos locales. Esos montos se distribuirían como anticipo de futuras coparticipaciones adeudas por Nación con Santa Fe, una medida que ya tiene un fallo de la Corte Suprema de Justicia a favor de nuestro territorio.

Y precisamente por esa deducción a las arcas municipales de Sastre ingresarían casi $13,8 millones que deberían destinarse, de acuerdo a lo prometido por la intendencia, al plan de pavimentación de 22 cuadras.

Así se iba a ejecutar el programa 

La primera etapa incluía un total de 4 cuadras: Zeballos – entre Moreno y Oroño -, Moreno – entre Zeballos y Lisandro de la Torre – y Oroño – entre Lisandro de la Torre y Zeballos -.

La segunda parte del proyecto incluía el trabajo en 8 cuadras: Richieri – entre Moreno y Oroño -, Rivadavia – entre Italia y Novatti -, Oroño – entre Richieri y Novatti – y Novatti – entre Oroño e Iturraspe -.

En la etapa tres se proyectaban 4 cuadras: Emilio Ortíz – entre Lisandro de la Torre y Hernández – y Zeballos – entre Colón y Belgrano-.

Por último, la fase final – 4 – comprendía 6 cuadras en total: Chacabuco – entre Av. San Martín y 9 de Julio -, Chacabuco – entre Lisandro de la Torre y Alberdi -, Richieri – entre Alem y Chacabuco -, Lisandro de la Torre – entre Alem y Maipú -, y Alberdi – entre Alem y Chacabuco -.

Más noticias