«El nuevo sistema de promoción es lo más raro que vi implementar en Educación»

El delegado departamental de Amsafé, Daniel Vachieri, fue contundente ante la nueva disposición del Ministerio provincial: "Es un cambio rotundo a un mes de que termine el ciclo lectivo".

Ante la llegada de la circular N°4 que exige que todos los alumnos (tengan materias desaprobadas o no) deberán ir a la escuela hasta el 23 de diciembre, el delegado regional de Amsafé, Daniel Vacchieri, se mostró crítico de la resolución provincial. «No estamos en contra de este sistema, pero sí que sea a menos de un mes que terminen las clases. Los alumnos y docentes no están acostumbrados a transcurrir en este nuevo procedimiento. De pasar a evaluar en materias, se pasa a evaluar en conjunto».

Los anuncios del Ministerio de Educación de la provincia no cayeron bien en los gremios. Rápidamente las declaraciones de los delegados dejaron en claro la postura de los docentes. «Amsafé determinó un posicionamiento ante la circular N°4 que básicamente modifica el sistema de evaluación y de promoción de alumnos del secundario. Allí se deja de lado los exámenes de cada asignatura o espacio curricular y se pasa a una suerte de evaluación por grupo de materias afines», manifestó Vachieri.

En la misma línea, quien está al frente en el departamento del gremio enfatizó que la decisión fue de manera «unilateral de parte del Ministerio de Educación Provincial» y sin convocar a los gremios a la discusión. «Me llama la atención que se implemente un cambio tan rotundo en la educación, de 180 grados, a sólo un mes de finalizar el período lectivo».

Finalmente, Vachieri se refirió a la nueva disposición: «Las materias se agrupan en 5 grandes trayectos, de las cuales aprobando 3, el alumno puede promover. Es una situación rara, es lo más raro que he visto implementarse en promoción de escuelas, en el sistema educativo en tantos años».

El comunicado de AMSAFE 

El día viernes 11 de noviembre llegó a las escuelas secundarias la Circular N° 4 del Ministerio de Educación. Como tantas otras veces, producto de decisiones inconsultas, significa una sobrecarga de actividades para los docentes en un año muy difícil.

Todos somos conscientes de la necesidad de cambios en el nivel secundario, pero consideramos que estos deben surgir del consenso y dirigirse a lo estructural, poniendo en el centro del debate el puesto de trabajo del docente de escuela secundaria.

Resulta muy difícil pensar en una evaluación por agrupación de asignaturas cuando las posibilidades concretas de reunión de los docentes son nulas, siendo que su trabajo se desarrolla en distintas escuelas, con la imposibilidad de contar con espacios y tiempos institucionales dedicados a estas tareas

En el mes de agosto decíamos ante anuncios similares: “Enfatizamos también la necesidad de debatir sobre el puesto de trabajo para el docente de secundaria. Basta de profesores desplazándose de una escuela a otra en tiempos limitados. Basta de docentes que se sobrecargan con múltiples compromisos en distintos establecimientos”

Reiteramos la necesidad de que estas resoluciones se discutan en el ámbito paritario y exigimos claridad y consenso en la implementación de cambios

No rechazamos ni resignamos nuestra responsabilidad como docentes en la enseñanza ni en el cuidado de nuestros alumnos, pero tampoco aceptamos otra sobrecarga de trabajo con los mismos cargos, recursos, tiempos y espacios actuales.

¿QUÉ DICE LA CIRCULAR NÚMERO 4 DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN?

Se exige que todos los alumnos (tengan materias desaprobadas o no) deberán ir a la escuela hasta el 23 de diciembre para participar en “actividades de cierre de ciclo lectivo con formatos alternativos, como taller, seminario, socialización de trabajos realizados, nuevos acuerdos y ruedas de convivencia, propuestas aportadas por el Plan Nacional de Lectura y boletines pedagógicos ESI, entre otras”, dice explícitamente el comunicado.

La última circular indica que los estudiantes que tienen una “trayectoria sostenida”, es decir que aprobaron los aprendizajes requeridos, asistirán a “actividades de cierre de ciclo lectivo con formatos alternativos, como taller, seminario, socialización de trabajos realizados, nuevos acuerdos y ruedas de convivencia, propuestas aportadas por el Plan Nacional de Lectura y boletines pedagógicos ESI, entre otras”, hasta el 23 de diciembre.

En tanto, quienes tuvieron una “trayectoria intermitente, de baja intensidad y/o nula”, es decir que no alcanzaron los objetivos de aprendizaje, tendrán que recuperar contenidos para aprobar.

Y si en diciembre no alcanzaron los objetivos de aprendizaje deberán asistir a clases en horario habitual desde el 6 al 23 de febrero del año entrante. “Al término de esta última instancia, se decidirá la aprobación o no de cada espacio o trayecto curricular y se definirá la promoción o no del estudiante al curso siguiente”, aclara la misiva enviada por el Ministerio provincial a todas las escuelas en medio de mucho desconcierto.

Fuente: Portal San Jorge / Edición: Bumerangnews