Santa Fe con pérdidas del 50% en cultivos de maíz y soja

El Ministro de la Producción afirmó que la sequía amerita medidas urgentes, a la altura de las que fueron necesarias durante la pandemia por coronavirus.

La provincia de Santa Fe es uno de los distritos más golpeados por el contexto de sequía que atraviesa toda la región. Se estiman pérdidas de más del 50% en sus principales cultivos: el maíz y la soja.

Este fenómeno, además, pone en riesgo toda la actividad ganadera, lechera, avícola y porcina, economías cuya suerte va atada a la de la actividad agrícola.

Ante esta situación, el ministro de Producción, Ciencia y Tecnología, Daniel Costamagna, requiere a la Nación “un mayor entendimiento y medidas urgentes” que permitan que ningún productor agropecuario y ninguna empresa deban cerrar sus puertas.

“Con el campo coordinamos acciones desde el primer día de gestión atendiendo necesidades históricas”, destacó Costamagna, quien precisó que la gestión provincial puso a disposición del sector agropecuario 1,9 mil millones de pesos, mientras que el Gobierno Nacional, a fines de dicho año, se comprometió a aportar recursos por un monto similar.

“De esos fondos nacionales, sólo llegaron 653 millones. Estamos esperando otros 1.300 millones más que fueron prometidos por Nación pero todavía no están en Santa Fe», reclamó.

Más allá de estos recursos ya comprometidos, el funcionario afirmó que “la situación que atraviesa el campo es crítica, tiene impacto en todas las cadenas agropecuarias, industriales y comerciales de la provincia, y amerita decisiones excepcionales, similares a las adoptadas en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19″, remarcó.

En tanto, insistió en que «no hay que olvidar que en Santa Fe tiene origen uno de cada cuatro dólares que entran al país. Todo esto justifica que se hagan esfuerzos extraordinarios en esta crisis por sequía que atraviesa el campo».

Fuente: LT10