Cuando salvar vidas se pone en práctica

Cuando salvar vidas se pone en práctica

Más de 100 personas participaron en la ciudad de Sastre de una capacitación sobre Reanimación Cardio Respiratoria (RCP) y el manejo de Desfibrilador Externo Automático (DEA). El curso fue dictado por la Secretaría de Protección Civil de la provincia de Santa Fe.

El Salón de Usos Múltiples del Club Atlético Unión de la ciudad de Sastre fue testigo fiel de cómo unas 100 personas se capacitaron para salvar vidas. Fue a través de un curso dictado por la Secretaría de Protección Civil de la provincia de Santa Fe sobre la instrucción de Reanimación Cardio Respiratoria (RCP) y el manejo de Desfibrilador Externo Automático (DEA). El multitudinario número de inscriptos llevó a que los organizadores diagramen la jornada en dos grupos. “Es interesante y sabemos que a la población le sirve”, contó Darío Almada, coordinador regional de Protección Civil, quien deslizó la necesidad de que la ciudadanía actualice conocimientos cada dos años. “La idea es todos tengan presente la información para aplicarla ante emergencias con algún compañero, en la vía pública o en la propia casa. Entonces si sabemos identificar cuando existe un peligro y manejamos las técnicas, podemos ayudar mucho”, indicó.

El interés que despierta socialmente esta clase de cursos no sorprende. Es que se trata, ni más ni menos, de capacitaciones que van en pos de la vida y se transforman en una herramienta de suma utilidad para todo tipo de ciudadanos ante una emergencia. “Estamos dictando talleres a lo largo y ancho de toda la provincia porque es una necesidad que la gente necesita. Está bueno porque no hacemos un monólogo, sino es algo dinámico y donde se genera un ida y vuelta con los participantes. Hay quienes repiten las capacitaciones y cuando nos reencontramos nos cuentan que supieron llevar a cabo compresiones y salvaron vidas. Entonces con eso entendemos que cumplimos el objetivo”, sostuvo Almada.

La cursada, que tuvo una duración de 2 horas, estuvo dirigida al público en general, primeras personas en toparse ante alguna emergencia. Por eso participaron de la capacitación mayores de 14 años de edad. “Se realizaron prácticas de torso adultos y bebes. Se enseñaron las técnicas a aplicar en cada caso para que los civiles sepan cómo proceder. Además dimos a conocer la Maniobra de Heimlich, también llamada Compresión Abdominal –procedimiento de primeros auxilios para desobstruir el conducto respiratorio que se haya bloqueado por algún objeto pequeño o trozo de alimento –“, explicó.

La capacitación, completamente gratuita, llevó además la certificación de la Provincia para quienes tomaron la cursada. “El mayor beneficio es que contamos con casi 50 muñecos para que los participantes puedan palparlos, sacarse el miedo de manipularlos. Hay prácticamente uno para cada persona que asiste, con lo cual puede aplicar constantemente las compresiones”, destacaron

Almada, en tanto, explicó la necesidad de no quedarse en las capacitaciones tomadas por única vez e ir actualizando los conceptos de manera habitual. Por eso le pidió a la ciudadanía que concurra, al menos, cada dos años a los talleres. “Los referente a RCP siempre se van perfeccionando. Las técnicas se pueden actualizar con cosas que se van descubriendo. Entonces nosotros refrescamos esos conocimientos. Hay cuestiones que por mínimas que sean ayudan mucho para salvar vidas”, concluyó el coordinador regional de Protección Civil.

Más noticias