Consejos para evitar un golpe de calor en una semana de extremas temperaturas

Consejos para evitar un golpe de calor en una semana de extremas temperaturas

La temperaturas agobiantes que permanecerán en el centro del país ponen en alerta a los especialistas. La médica pediatra sastrense, Analía Pretto, brindó una serie de recomendaciones para no sufrir consecuencias. "Es fundamental no exponernos al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Debemos ingerir 2,5 litros de agua por día, consumir verduras y frutas, usar ropa ligera y liviana", indicó.

Durante toda la semana, las extremas temperaturas se harán sentir en el centro del país. La particularidad no sólo son los altos registros que superan los 42 grados, sino la persistencia a lo largo de varias jornadas agobiantes. De acuerdo a los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional, la ola de calor permanecerá, al menos, hasta el próximo lunes cuando las lluvias traigan cierto alivio.

Así, y frente a este contexto, especialistas advierten posibles «golpes de calor». La médica pediatra sastrense, Analía Pretto – una de las responsables del Consultorio de Especialidades Médicas (CEM) – brindó una serie de recomendaciones para evitar que organismo sufra las consecuencias. «Es fundamental no exponernos al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Debemos ingerir 2,5 litros de agua por día, consumir verduras y frutas, usar ropa ligera y liviana», indicó.

La importancia de evitar la exposición al sol

Ante la llegada de días consecutivos de extremo calor, Pretto consideró que a veces somos irresponsables por la exposición que tenemos al sol en determinados horarios, sobre todo en esta época del año. «La idea es quedarse en casa entre las 10 de la mañana y las 16, es la franja más riesgosa», aclaró y agregó: «El organismo pierde la capacidad de controlar nuestra propia temperatura cuando nos exponemos al sol y a altas temperatura. Entonces ahí es cuando se dan los famosos golpes de calor».

Por eso recomendó que a pesar de no tener sed, es vital ingerir agua en este momento del año. «Cuando se manifiesta es porque el cuerpo ya está necesitando líquido. No debemos llegar a ese extremo», indicó. Pretto detalló que lo ideal es consumir 2,5 litros de agua diario. «Se pude considerar alguna infusión para llegar a esos valores, pero lo recomendable es agua fresca. Y si es mineralizada mucho mejor porque ayuda a incorporar sodio para evitar que baje a presión, y por otro lado potasio que actúa sobre la presión cardíaca. También podemos sumar jugos frutales naturales». La médica pediatra hizo fuerte énfasis en dejar de lado la ingesta de alcohol en días de elevadas temperaturas.

Por otro lado consideró fundamenta tener una alimentación liviana para ayudar a la digestión y que el flujo sanguíneo no vaya directamente al sistema digestivo, sino logre redistribuirse por todo el organismo. «También colabora a sentirnos frescos y livianos. Comidas pesadas las debemos evitar. Es recomendable ingerir fruta y verduras».

En tanto, también hizo un paréntesis en el uso de indumentaria. «Debemos utilizar ropa liviana, holgada, de colores claros, de tela absorbente».

El cuerpo habla

Pretto explicó que existen una serie de síntomas que el organismo manifiesta ante un golpe de calor. Dolor de estomago, falta de apetito, mareo que pueden llegar a desmayos, vómitos y dolores de cabeza suelen ser los más recurrentes ante la exposición al calor y la deshidratación coporal. «No es conveniente dar antitérmicos cuando registramos fiebre por exposición a altas temperaturas porque lo más probable es que sea por un golpe de calor y no por un proceso infeccioso. La solución es la ingesta de líquido», remarcó.

Más noticias