Si la propuesta de pago no convence, Santa Fe podría salir del Consenso Fiscal

Si la propuesta de pago no convence, Santa Fe podría salir del Consenso Fiscal

La negociación por el acuerdo entre Santa Fe y Nación por la deuda histórica se prolonga más allá de los plazos estipulados y entra en etapa de definición respecto de los bonos que recibirá.

Puntualmente, se afina la redacción de una cláusula que garantice que las obras que Nación hará en la Provincia efectivamente se ejecuten. ¿Y si no se llega a un acuerdo? El Consenso Fiscal aparece en el horizonte. El ministro de Economía, Gonzalo Saglione, en un mano a mano con Rosarioplus.com, analizó el escenario de negociación.

La Casa Gris ya se resignó a que Nación no le pagará ni un billete en efectivo, a diferencia de Buenos Aires, y el ministro apenas insinúa la posibilidad de salir del Consenso Fiscal que urdió el gobierno de Mauricio Macri. De la euforia gubernamental apenas conocido el fallo de la Corte, a la resignación presente porque la gestión de Cambiemos demuestra que acaso pagará como le convenga a sus números y no a los de la provincia gobernada por el Frente Progresista.

-¿En qué situación está la negociación?, preguntó Rosarioplus.com.

Saglione: -Desde la primera reunión se ha avanzado bastante. Ahora se está afinando la redacción. Estamos en un ida y vuelta con los componentes de obras y bonos. Tratando de encontrar un acuerdo de cómo se expresa la obligación de ejecución de las obras porque queremos tener garantías que esas obras se hagan en un tiempo determinado. No sólo que figure en los presupuestos sino en la ejecución presupuestaria. Estamos en ese proceso.

-El plazo se venció y se demora el acuerdo, ¿Está lejos?

-No estamos lejos de un acuerdo. El tema es que no son muchos los puntos en discusión pero son importantes. Si el gobierno no accediera a la solicitud que realizamos, no vamos a llegar a un acuerdo.

-¿Si no se logra un acuerdo, podría Santa Fe salir del Consenso Fiscal ya que fue la condición para negociar la deuda?

-No nos queremos poner como hipótesis de trabajo la caída del Consenso Fiscal. Ahora bien, que no haya un acuerdo significa el incumplimiento del Consenso Fiscal y de ello cabrán todos los análisis jurídicos respecto de las implicancias al resto de las cláusulas. A priori, el incumplimiento de una cláusula del Consenso por una de las partes (en este caso el pago de la deuda histórica), deja a la otra en condiciones de incumplir cualquier otra cláusula porque el consenso es un todo, no es de cumplimiento parcial. El no acuerdo es negativo también porque se estaría incumpliendo un fallo de la Corte, y para poder lograr el cumplimiento de la otra parte, deberíamos volver a la Corte.

-¿Se devalúa el acuerdo al no lograr incorporar dinero en efectivo?

-Nunca lo pusimos como una condición sine qua non. La negociación que llevó adelante Lifschitz en estos dos años, nunca priorizó el corto plazo. El horizonte es a mediano plazo. Tenemos una provincia con las cuentas saneadas, y no puede ser determinante para el acuerdo. Si se llega a un buen acuerdo que no incluya el efectivo, vamos a acordar.

-El año pasado parecían optimistas para lograr dinero en efectivo, pero el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, puso rápidamente sobre la mesa los bonos. ¿Insistieron con el pago en efectivo?

-Nosotros entendíamos que se debía incorporar el efectivo, incluso como una señal política para la provincia de Santa Fe. A Buenos Aires le van a aportar este año 44 mil millones de pesos, constantes y sonantes, mes a mes, por el Consenso Fiscal. Y nosotros pedimos una sexta parte en efectivo de esa cifra y aun así no se logró incorporarlos. Ahora, la Provincia no tiene una situación de ahogo financiero que la obligue a priorizar el corto plazo. Nosotros pensamos a mediano y largo.

Fuente: Rosario Plus

Más noticias