Se duplicaron las consultas por violencia de género en Santa Fe

Se duplicaron las consultas por violencia de género en Santa Fe

Lo datos corresponden al último cuatrimestre del 2017, de acuerdo al resultado estadístico del Registro Único de Situaciones de Violencias hacia las Mujeres.

Los diferentes organismos que atienden problemáticas de género en la provincia de Santa Fe duplicaron la cantidad de asesoramiento y orientación a mujeres que denunciaron haber sufrido algún tipo de violencia machista durante el último cuatrimestre del 2017, de acuerdo al resultado estadístico del Registro Único de Situaciones de Violencias hacia las Mujeres (Ruvim), que este jueves presentaron la Subsecretaría de Políticas de Género de la provincia, junto con el Instituto Provincial de Estadística y Censos (IPEC).

Las Áreas de la Mujer de municipios y comunas, la subsecretaría de Políticas de Género, el Área de Atención a la Víctima, la Defensoría del Pueblo, las Organizaciones Sociales y el Equipo Socio Educativo del Ministerio de Educación son las que mostraron un mayor volumen de pedidos de asesoramiento y orientaciones.

Entre las estadísticas que se recolectaron en el informe, llama la atención que aumento de las denuncias sobre situaciones de violencia simbólica, lo que “indica que se comienzan a desnatuarlizar las acciones que reproducen la dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales”, señalaron. Además, del total de mujeres que denuncia violencia física, un 35% afirma que la misma es ejercida por sus parejas.

El informe también revela que el 43,1% de mujeres que dieron respuesta sufrió violencia doméstica a manos de un integrante del grupo familiar, independientemente del espacio físico donde ésta ocurrió, y que se perpetúan mayormente durante la noche, llegando a un 66,8% del total de situaciones.

Otro dato relevado es que el 72,4% de las mujeres cuentan un solo tipo de violencia, el 22,7% cuenta dos tipos de violencias y el 4,9% cuenta que hubo tres o más tipos de violencias.

Finalmente, se concluye que el 42% de las denuncias corresponde a mujeres de entre 30 y 49 años, mientras que 64,3 % de los agresores tiene entre 20 y 40 años.

La elaboración del Ruvim brinda las bases para el diseño de políticas públicas que contribuyan a la efectiva prevención y modificación de los escenarios de violencia que viven las mujeres.

En este segundo recorte, que abarca de septiembre a diciembre de 2017, se suman tres nuevas variables: la cantidad de situaciones de violencias por anoticiamiento, la edad del agresor y las modalidades de violencias.

“Trabajamos para que las variables implementadas y registradas puedan abarcar la integridad de las situaciones vividas por las mujeres, con el objetivo de dar un marco lo más acabado posible sobre sus realidades y poder, de esta manera, definir políticas y acciones que las lleven a vivir una vida libre de violencias”, afirmó la subsecretaria de Políticas de Género, Gabriela Sosa.

Fuente: Rosario Plus

Más noticias