Santa Fe perdió 260 fábricas y 3200 empleos industriales desde 2015

Santa Fe perdió 260 fábricas y 3200 empleos industriales desde 2015

Desde fines de 2015 se perdieron más de 78000 empleos en el Gran Rosario. Cerraron 2700 empresas. La industria tuvo 260 cierres de fábricas y 3200 puestos laborales menos. Los datos surgen del Ministerio de Trabajo provincial, compilados por el diputado Leandro Busatto.

Lo que el presidente Mauricio Macri definió hace algunos días como apenas “una tormenta” significa, según cifras oficiales, que entre diciembre de 2015 y junio de 2018 cerraron en la provincia de Santa Fe 2726 empresas, de las cuales 263 eran industrias. Sólo en esas fábricas se perdieron 3215 empleos. En consonancia, los datos del Observatorio Laboral del Ministerio de Trabajo provincial exhiben el declive de la capacidad industrial instalada en uso y el desplome de la actividad metalúrgica en particular.

Estos y otros datos componen un relevamiento elaborado por el equipo del diputado provincial Leandro Busatto, en base a información de la cartera laboral, la Encuesta Permanente de Hogares y la Federación Industrial de Santa Fe. “Macri está destruyendo las industrias santafesinas”, resumió el legislador de Unidad Ciudadana este viernes en Rosario, acompañado de dirigentes gremiales y los concejales Norma López y Roberto Sukerman.

El dossier se titula “Cierre de industrias y despidos en Santa Fe”, y se acompaña de un mapa interactivo con un relevamiento de las noticias de despidos y cierres de empresas publicadas en medios entre el 10 de diciembre de 2015 y el 1° de agosto de 2018. Allí contabiliza 3.929 cesantías, con un fuerte impacto sobre el sector metalúrgico, en el que hubo más de 600 bajas y muchas industrias que bajaron las persianas.

“Cambiemos está destruyendo las industrias santafesinas. Los aumentos tarifarios decididos por el Ejecutivo nacional, que fueron acompañados sin titubeos por la administración provincial, sumados a la devaluación de los últimos meses, dispararon los costos de producción de industrias que, encima, deben afrontar la apertura indiscriminada de las importaciones”, afirmó Busatto. Además, sostuvo que “el desplome del poder adquisitivo de la clase media afectó los niveles de ventas, por lo que el ajuste macrista selló la suerte de 2.611 locales comerciales en Rosario”.

“Esas políticas afectan a la provincia de norte a sur, de este a oeste, en cada pueblo, cada ciudad. En ninguno de los 19 departamentos hay más empresas registradas que en 2015”, insistió.

El informe también contrapone los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, del segundo trimestre de 2015 y del segundo trimestre de 2017, que muestran una caída de 78.523 empleos en el Gran Rosario. “Hay, además, una pérdida de la calidad en el empleo: el 53,2% de los nuevos empleos que se generaron en el país son monotributistas. En muchos casos, son trabajadores que fueron despedidos y con la indemnización abrieron un negocio, en un contexto absolutamente desfavorable. El propio Marcos Peña admitió que desde 2015 a la fecha cerraron en el país más PyMes de las que abrieron”, enfatizó.

Fuente: Rosario Plus

Más noticias