‘Revival’: Una guía tema por tema del nuevo disco de Eminem

‘Revival’: Una guía tema por tema del nuevo disco de Eminem

Notas sobre cameos de superestrellas, diatribas contra Trump, dramas personales y rimas dolorosas en su primer material en cuatro años,

Eminem , el rapero más taquillero de la historia, volvió a la medianoche con Revival, su primer disco en cuatro años. El nuevo disco se extiende a lo largo de 19 temas, en los que hace rock, gospel, pop y, por supuesto, hip-hop duro. Eminem pasa de pícaro a autocrítico, de dependiente a despectivo, de homicida a políticamente consciente, de descontroladamente libidinoso al borde del arrepentimiento, a veces todo en una sola canción. Rapea sobre unas bases esqueléticas estilo edad dorada cortesía de Rick Rubin, y baladas al piano de su viejo colaborador, Alex da Kid; se junta con artistas conocidos localmente como Phresher, y con estrellas globales como Beyoncé, Pink y Alicia Keys. A lo largo de todo el disco, Eminem sigue decidido a convencer a los oyentes de que sigue liderando su juego: “Si algún día me caigo/Ese día nunca llegará”. Aquí va una guía para entender a los productores, compositores, invitados y temas clave del disco.

1 “WALK ON WATER” FEAT BEYONCÉ

En 2000, Eminem abría The Marshall Mathers LP con un anuncio de servicio público sarcástico: “A Slim Shady le importa una mierda lo que pienses”. Desde entonces, se puso más vulgar y más gracioso. Pero ese era el viejo Marshall, y resulta que al nuevo Marshall en serio no le importa una mierda lo que pienses. Revival empieza de una manera que habría sido inimaginable en los viejos tiempos, con acordes de piano solemnes, un honesto estribillo de gospel de Beyoncé, y Eminem preguntándose con franqueza: “¿Por qué las expectativas están tan altas? ¿Es la vara que yo mismo dejé?”.

No hay remate. Este es un tema serio y vulnerable sobre las dudas que acosan a un dios del rap en medio de la noche. Escuchó tus críticas de su obra reciente, y le pegaron. En la segunda estrofa, hace la apuesta de Revival explícita, y refiere la vara alta, crítica y comercial, que dejó el MMLP original (“Es la maldición de la vara/que estableció el primero de los discos de Mathers”) y describe su proceso creativo de una manera con la que te podés identificar: “Siempre me siento como alcanzando una marca/Hasta que me siento en el auto, lo escucho y lo analizo/Como: ¡Esta mierda es una basura!”).

Beyoncé aparece con gracia y humildad, y el conocido productor Rick Rubin (junto con la co-productora Skylar Grey) provee un sonido más cercano a los discos que hizo con Johnny Cash que a las bases duras como el cuero, estilo Run-DMC/Beasties, que hizo para “Berzerk” en el último disco de Em. Mathers acompaña, aportando un tono pensativo y un flow a la altura.

Después se sale de carril en los últimos segundos del disco: “Vos y yo no nos parecemos/Bitch, ¡yo escribí ‘Stan’!”.

2 “BELIEVE”

Redoblantes onda trap y una línea de piano minimalista le dan al segundo tema de Revival una sensación más contemporánea -es el sonido de un rapero de cuarenta y pico que hace lo que puede para estar a la altura de los chicos. Está bastante cómodo en este nuevo ambiente, incluso llega a emplear la palabra “lit” sin gruñir en el primer verso. Un poco más tarde, se lanza a una serie de rimas internas geniales con una cadencia rugosa estilo Midwestern: “Pero todavía me acuerdo de los días del/Salario mínimo por/Trabajo general/Recibir beneficios sociales cuando era menor/¡Mirá cómo te dejó la asistencia social del gobierno!”. Esa estrofa crece hasta pasar a uno de sus estribillos solistas más memorables, con tintes de “The Way I am” y “Cleaning Out My Closet”. Las preguntas que enfatizaba en “Walk on Water” siguen siendo parte de la imagen (“Man, cuando era joven, ese sueño era tan divertido… Pero, ¿cómo mantenés el ritmo y las punzadas del hambre cuando ya ganaste la carrera?”. Pero ahora está corriendo.

3 “CHLORASEPTIC” FEAT. PHRESHER

Los fans se volvieron locos cuando vieron que el único MC invitado en la lista de Revival era Phresher, de Brooklyn, más conocido por su éxito callejero “Wait a Minute”, que explotó hará un año y luego fue remixado por todo el mundo, desde Remy Ma hasta Riff Raff, pasando por 50 Cent y Royce da 5’9”. Esta última conexión explica quizás cómo fue que Eminem terminó pidiendo un arreglo del incipiente artista de NYC. “El disco es sobre armar rimas, man… Directas, para una música directa”, le dijo Phresher a Complex, y agregó: “Es más crudo que la mierda.”

Es cierto, Eminem ofrece una interpretación rapidísima, declarándose como el “Simon Cowell de las malas rimas”, declarando memorablemente que “soy Schooly D, y vos sos Spoonie Gee”, y ofreciendo una descripción detallada de cómo planea asesinarte usando el cable de una notebook con todas tus rimas malas. Los retumbos de la base de su viejo amigo Denaun Porter (a.k.a. Kon Artist, de D-12) saca su lado más malvado y enérgico.

4 “UNTOUCHABLE”

Si algún fan de Eminem de la nueva derecha estuviera esperando olvidarse de su crítica a Trump e los BET Hip Hop Awards, aquí sale con aún más veneno. Esta canción de seis minutos es la declaración política más ambiciosa de Em, expandiendo y profundizando la crítica del racismo americano que empezó a diseñar hace 15 años en “White America”. Se pasa la primera mitad de “Untouchable” rapeando desde la perspectiva de un policía blanco rapero, desplegando con exactitud cómo discrimina y atemoriza a las comunidades negras. La base con un sampleo de guitarra de sus viejos compañeros Mr. Porter, Emile y Mark Batson hacen que esta parte de la canción se sienta como una nueva estrofa de “99 Problems”, de Jay-Z, con el punto de vista del lado del policía.

Después la base pasa a un loop de un piano malhumorado, y Eminem rapea desde la perspectiva de un americano negro en 2017- Se enciende denunciando la brutalidad policial, la segregación, la discriminación laboral, la hipocresía y otras formas de racismo sistemático: “A la mierda con tus ideas republicanas/Pongámonos de pie, ¿dónde mierda están las botas?”. Es mucho para absorber, y las primeras reacciones ante “Untouchable” en el mundo del rap fueron divididas.

6 “REMIND ME” (INTRO)
7 “REMIND ME”

El hard rock descarado de “Remind Me” recuerda a “Bezerk”, su single de 2013: ambos se apoyan en un sampleo de “I Love Rock & Roll”, de Joan Jett & the Blackhearts. Y al igual que aquel éxito del top 3 de Billboard, usa “Remind Me” para soltar su costado más salvaje, alardeando sobre una mujer con el culo grande y pechos con siloconas tan grandes como los de la fallecida Anna Nicole Smith. “Perdón, ma ma, soy demasiado vulgar”, rapea. Aún así, evita referirse a su conquista de manera despectiva, y el tema parece más divertido que una expresión de los impulsos misóginos de Slim Shady. En una conversación con Elton John para la revista Interview, habló acerca de su relación con el productor del track, Rick Rubin: “[Rubin y yo] estábamos hablando de una canción o algo así, y me dijo: ‘No me considero lo suficientemente inteligente como para saber qué va a pensar todo el mundo, así que voy a hacer lo que esté bien para mí'”, recordó Eminem.

8 REVIVAL (INTERLUDE)
9 “LIKE HOME” FEAT. ALICIA KEYS

Como un estribillo emocionante de Alicia Keys y producción de Alex da Kid, “Like Home” continúa con la guerra anti-Trump que Eminem empezó en “Campaign Speech”, su single del año pasado, y que reavivó durante los BET Hip Hop Awards. “Este bobo casi no duerme/Lo único que hace es ver Fox News como un loro y repetir/Mientras parece un canario con un pico/¿Por qué pensás que prohibió a las personas transgéneros en un tuit?”, rapea. (Los críticos de viejas letras de Eminem acerca de la gente LGBTQ quizás se sorprendan con este apoyo implícito de los soldados transgénero).

Eminem también asume responsabilidades por la aparición de Trump en “Shady Convention”, un comercial con una parodia política que promocionaba su entonces nuevo canal satelital Shade45. “Volvamos a la convención nacional Shady/Ojalá la hubiera escupido, antes de darle la mano en el evento/O quizás tener los medios/Para saber que él intentaría destruir/Nuestra tierra sagrada, la que amamos y defendemos”. Cuando habló con Elton John para Interview, se explayó acerca de su antipatía por Trump. “Siempre y cuando tenga su base, no le importa una mierda nadie más en Estados Unidos. Pero, ¿sabés qué? Somos más que ellos. Sigo pensando que Estados Unidos es el mejor país para vivir. Es mi opinión. Pero tenemos cosas en las que tenemos que trabajar, y tenemos que mejorar.”

10 “BAD HUSBAND” FEAT X. AMBASSADORS

Eminem muchas veces se metió con la volatilidad de las relaciones entre hombres y mujeres en términos incómodamente escabrosos, memorablemente en su éxito de 2010 “Love the Way You Lie”. Pero “Bad Husband”, producida por Alex da Kid, transmite una perturbadora sensación de verdad, al menos por la mención de Haillie Jade Mathers, la hija de Eminem con su ex mujer Kim Scott. “Seguimos con nuestras peleas públicas”, rapea, quizás en referencia a la avalancha de notas amarillas que relataban la relación tumultuosa entre Eminem y Scott a fines de los 90 y principios de los 2000. “Una vez me pegaste, y yo solía/Continuar con el patrón de abuso/¿Por qué te devolví el golpe?/Tu papá es un boludo”, rapea, alternando entre llamarla Hailie y Kim. Después sigue con el patrón de arrepentimiento por haber usado a su familia como material artístico que empezó con “Headlights”, de 2013, su memorable disculpa a su mamá. “Pero lo siento, Kim/Más de lo que jamás vas a entender/Dejarte fue más jodidamente difícil que/Cortar un miembro de un cuerpo con una sierra”. Un estribillo y un arreglo de X Abassadors, la banda de rock de “Renegades” que ya trabajó con Em en “Wicked Ways”, conjura un sonido melancólico de redención.

11 “TRAGIC ENDINGS” FEAT. SKYLAR GREY

Eminem se mantiene en su salsa -la exploración de un romance codependiente enfermizo- en la balada rap para estadios de “Tragic Endings”. “Hay algo acerca de ella/Que me deja incapaz de funcionar sin ella”, admite Eminem. Pero no creas que esto es felices por siempre: “La idea de verme feliz la destruye”, rapea. “Verme caer roto en pedazos le da placer”.

La melodía claustrofóbica de “Tragic Endings” es obra de Grey, una colaboradora frecuente de Eminem. Colaboró en la composición de “Love the Way You Lie”, el éxito del Número Uno del rapero, junto con Alex da Kid, el productor de “Tragic Endings”; también es la autora de la exitosa colaboración de Revival con Béyonce, “Walk on Water”. Trabaja pegada a Eminem en “Tragic Endings” para transmitir la naturaleza agobiante de esta relación. “Me muero por respirar, y lo único que hacés es ahogarme”, canta ella. “¡Qué alivio!”

12 “FRAMED”

Para “Framed”, Eminem se remonta a viejos temas como “’97 Bonnie & Clyde” tanto en el sonido -con el beat más simple, apenas dos arreglos de guitarra y un loop de batería que no cambia- como en el contenido violento: el rapero te aconseja acerca de cómo salirte con la tuya en un homicidio. “Cuando mates mujeres, es mejor prestarle atención a los detalles, o podés estar perdido”, advierte. “Ponete tres capas de ropa o vas a ir a la cárcel.”

En “’97 Bonnie & Clyde”, Eminem manejaba por la noche junto a su antigua antagonista -y ex esposa- Kim muerta en el asiento de atrás, pero esta vez se imagina enredado con Christie Brinkley, la supermodelo de los ochenta, y la hija del presidente: “Man, ¿cómo mierda será tener a Ivanka Trump en el baúl de mi auto?”. “Framed” termina con una declaración ambigua de inocencia. “Hay una persona desaparecida, ¿y qué? No tiene nada para agarrarme/Estoy casi seguro de que me hicieron una cama.”

13 “NOWHERE FAST” FEAT. KEHLANI

Eminem se enfrenta a una sección de cuerdas frenética, hi-hats agitados y el apocalipsis en “Nowhere Fast”, desafiando, en un momento, a los ataques terroristas, y en el otro a sus competidores del rap: “Para los MCs es un funeral cuando diviso una rima/Porque yo estoy despierto, y ustedes de luto, por eso yo me elevo y brillo”. Puede que Eminem tenga 45 años, pero no le interesa reflexionar sobre su propia mortalidad. “Para el ataúd: Andate a la mierda”, rapea. “Estoy mejor que nunca.”

Kehlani se junta con Eminem para proveer el acompañamiento melódico atmosférico que parece gustarle todo a lo largo de Revival. Canta frases sentimentales acerca de vivir rápido y morir joven: “Nunca miro hacia atrás, ni jamás seremos viejos/Porque los cielos pueden estar negros pero nuestros corazones están hechos de oro”. “Honrada de estar en este disco, y con tan buena compañía”, escribió en Instagram cuando Eminem compartió la lista de temas de Revival este mes. “No veo la hora de que el mundo lo escuche.”

15 “OFFENDED”

“Offended” cuenta con el pasaje técnicamente más impresionante de Revival, un despliegue de velocidad abrasiva cerca del final de la canción -incontables sílabas apiñadas en 12 o 13 segundos- que apuntan al libro de los récords. El resto del tema está construido sobre la misma base que “Just Don’t Give a Fuck” y “Bad Influence”, canciones viejas en las que Eminem transforma el odio de sus oyentes en una medalla de honor -o quizás en una armadura.

Como siempre, la antipatía lo hace cruzar más líneas y romper con más tabúes; aquí se describe con alusiones a hombres acusados de agresión sexual (Bill Cosby, R. Kelly) y asesinato infantil (Justin Ross Harris). Y otra vez, Eminem se la agarra con Trump, todavía enojado porque el presidente no respondió a su freestyle en los BET. También sale en busca de Ivanka y Melania. “Empezamos, bro”, declara Eminem. “Rechacé a Ivanka mientras seducía a Melania/Y esta canción es para todos ustedes.”

El MC alterna entre un rap duro y grave y canciones de cuna en “Offended”, tomando su melodía principal de una fuente desconocida -“The Knife Game Song”. La sección instrumental tensa, estridente y saltarina de “Offender” fue confeccionada por Illa da Producer, quien también estuvo a cargo de “Pinky Ring”, de Lil Pump, y “Have Mercy”, de French Montana. Eminem se toma un momento para elogiar el trabajo del productor de bases, y señala que: “Estas baterías y redoblantes sacan lo peor de mí”. “Soy tan narcisista que, cuando me tiro un pedo, lo huelo”, agrega un par de frases después. “Hago como que me huelo las axilas para olerlo más.”

16 “NEED ME” FEAT. PINK

“Need Me” es la segunda colaboración de Eminem con Pink. Pero, a diferencia de la jocosa “Revenge”, del disco que ella sacó en octubre, Beautiful Trauma, “Need Me” es una power ballad explosiva dominada por la percusión cavernosa de Alex da Kid. Pink canta dos estrofas y estribillos antes de que entre Eminem en una larga e intensa estrofa de rap. Pero algo ocurre en la primera mitad de “Need Me” que rara vez se pudo escuchar en las muchas colaboraciones de Eminem con cantantes mujeres: él armoniza con Pink, y su voz aparece gradualmente durante su segundo estribillo. Entrando y saliendo de un ritmo de vals tambaleante, Marshall se queja de una relación disfuncional: “Estoy empezando a pensar que somos el uno para el otro/Pero uno de nosotros está criando al otro/Me hacés acordar a mi madre”.

17 “IN YOUR HEAD”

“In Your Head” se abre con la voz de Dolores O’Riordan emitida desde un sampleo de un hit de Cranberries de 1994, “Zombie”, y que recorre el tema entero de manera subterránea. La canción fue producida por Scram Jones, un MC y productor basado en Nueva York que ha venido produciendo samples para Jadakiss, Ghostface Killah, y otros, desde principios de los 2000, pero nunca antes había trabajado con Eminem.

Em se pasa la mayor parte de “In Your Head” castigándose por errores en su carrera: “A la mierda, ya hice bastante en esta mierda del rap, Recovery no hizo sino devolverme a donde estaba/Y quizás esta podría ser mi vuelta olímpica, si no estuviera al borde de Relapse”.

18 “CASTLE” FEAT. SKYLAR GREY

“Construí este castillo, ahora estamos atrapados en el trono”, canta Skylar Grey al principio de “Castle”. Cada estrofa de la canción es como una carta, que incluye sonido de lápiz y papel que son un eco de “Stan”. Pero esta vez, las cartas son de Marshall Mathers a su hija Hailie; la primera carta es de un par de semanas antes de su nacimiento en 1995, la segunda un año después, y la tercera en su cumpleaños número 12. La tercera estrofa termina con Eminem en un punto bajo de 2007, con una sobredosis de metadona que casi lo mata. “Tu papá está contra las cuerdas/Cayendo por una cornisa/De cualquier modo, mi amor, mejor me voy, tengo sueño… Te amo, Papá, mierda, ya ni sé.”

19 “AROSE”

“Arose” se abre con un loop de “The Rose”, la canción que daba título al disco de Bette Midler de 1979, y a la película del mismo nombre. Retoma la historia de “Castle” donde esta se detenía, y Eminem recuerda su sobredosis de 2007, hablándole a su familia y a su viejo compañero de D12, Proof, cuya muerte en 2006 “me partió en dos”. A los cuatro minutos de “Arose”, Eminem declara: “Para corregir un error, rebobino el cassette” y la canción para de repente, y empieza la tercera estrofa de “Castle” otra vez. Pero esta vez termina diferente: “Voy a tirar la metadona al inodoro”. El disco concluye con el amanecer de un nuevo día, y el sonido de la cadena de un inodoro.

Más noticias