Para las pymes santafesinas, las medidas de la Nación son “insuficientes”

Para las pymes santafesinas, las medidas de la Nación son “insuficientes”

El gobierno nacional lanzó un plan por el cual se otorgan mayores plazos para saldar deudas impositivas con la AFIP. Las pymes pretenden que se reduzcan las tasas de interés y que se suspendan las intimaciones, embargos y ejecuciones por al menos 90 días.

Las pequeñas y mediana empresas de Santa Fe evaluaron de manera negativa el paquete de medidas fiscales lanzado el miércoles por el gobierno nacional, por el cual se otorgan mayores plazos para saldar deudas impositivas. En contrapartida, sugirieron un paquete de medidas para reactivar al sector y pidieron la suspensión “inmediata” de intimaciones, embargos y ejecuciones de la AFIP por al menos 90 días.

El miércoles, el presidente Mauricio Macri lanzó un paquete de medidas para reactivar la economía. Entre ellas, anunció que la AFIP lanzará un plan que les da diez años de plazo a las pymes para ponerse al día con las deudas impositivas vencidas hasta el 15 de agosto (con tiempo para inscribirse hasta fin de octubre). Además, se ampliará de seis a diez la cantidad de planes permanentes que pueden tener abiertos al mismo tiempo las pymes.

Para la Asociación para la Pequeña y Mediana Empresa (ASOPYME), si lo que pretende el gobierno central es reactivar al sector pyme, el paquete “es insuficiente” ya que se limita a “un plan de facilidades de pago”; en contraste, piden de manera “urgente” que se reduzcan las tasas de interés.

El presidente de ASOPYME, Juan Ángel Ciolli, sostuvo que “los planes de pago deben alcanzar a todas las deudas fiscales, a una tasa de interés de entre el 1% y el 1,5% y que deben incluir todas las deudas en instancia administrativa y judicial”.

El dirigente señaló también que “es imprescindible que se obtenga automáticamente un libre deuda, para que los empresarios pymes que asuman estos planes de pago, puedan ser sujetos de crédito ante los bancos. Hoy, cuando va a pedir un préstamo un pyme que cuenta con un plan de pago ante la AFIP, es considerado deudor y no aplica como tomador de un crédito”.

En cuanto a otras medidas urgentes que se deben tomar, Ciolli mencionó “la suspensión inmediata de intimaciones, embargos y ejecuciones de la AFIP, por el término de al menos 90 días desde el momento que los contribuyentes se adhieran al plan, para que el organismo recaudador analice con posterioridad cada caso en particular”.

“De esta manera se lograría que ninguna pyme cierre por acumular deudas fiscales en tiempos de fuerte caídas de ventas”, aseguró el dirigente sectorial.

Por su parte, el vicepresidente de APYME Santa Fe –entidad que forma parte de ASOPYME–, Mario Galizzi, indicó que “también existen otras medidas que se deben anunciar de manera urgente, entre ellas una modificación del calendario de vencimientos de IVA, difiriendo el pago de las posiciones mensuales; y la instrumentación normativa e informática de un esquema de devoluciones del IVA que realicen los consumidores finales mediante tarjetas de débito, compra o crédito”.

“En un principio esta última medida puede aplicarse solo para los alimentos y remedios e ir evaluando la incorporación de otros rubros prioritarios”, sostuvo Galizzi.

“Instamos al presidente a convocar al sector pyme a una reunión urgente, para escuchar las necesidades y propuestas de los empresarios que todos los días sostenemos la actividad económica del país”, concluyó, en tanto, Ciolli.

Fuente: elciudadanoweb.com

Más noticias