Lifschitz les habla a los gremios estatales de una “situación más ajustada”

Lifschitz les habla a los gremios estatales de una “situación más ajustada”

El gobernador esquivó, en varias oportunidades, las preguntas sobre la cláusula gatillo. Pero dejó en claro que -a diferencia de 2018- no será propuesta por el Estado.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz confirmó que el sector mantiene “una muy buena expectativa de llegar rápido a un acuerdo” con los gremios estatales y los docentes provinciales, en el marco de las negociaciones paritarias.

Explicó que siempre “hay un tiempo para las discusiones y los análisis de las distintas perspectivas”, y destacó que esta vez se eligió comenzar muy temprano, en febrero, para no comprometer el inicio de las clases en marzo.

Ante una serie de preguntas sobre la cláusula gatillo que los gremios que representan a los agentes estatales y los docentes consideran “indispensable” para llegar a un acuerdo, el gobernador supo esquivar una definición. Y al hacerlo, dejó algunas nuevas definiciones para los dirigentes sindicales que muestran un panorama muy diferente que en 2018.

Como se recordará, el año pasado el gobierno inició las conversaciones con los dirigentes gremiales con la decisión de mantener la llamada cláusula gatillo. Este año, en cambio, eso será una materia “que es parte de la negociación”, advirtió el titular del Poder Ejecutivo Provincial.

Definiciones

“Yo diría que no hay, en todo el país, gremios que hayan logrado aumentar los salarios de los trabajadores al ritmo de la inflación”, dijo el gobernador Lifschitz respecto de los efectos de la cláusula gatillo durante 2018.

Respecto del contexto económico nacional, advirtió que esta vez “incide muchísimo”. Recordó que ya van “dos años de recesión” y destacó: “Es la primera vez que nos tocan dos años seguidos, y eso lógicamente impacta en una caída de la recaudación”.

Casi como si se le presentara una opción entre subir salarios y cuidar el acceso al transporte, la energía eléctrica y otras servicios a la población, recordó que este año “tuvimos que hacernos cargo de muchísimas partidas, de muchísimos subsidios adicionales, que antes cubría el gobierno nacional: por 7, 8 y hasta 9 mil millones de pesos que ahora tiene que pagar la Provincia con su propios recursos”. Y deslizó: “Esto nos pone en una situación mucho más ajustada que en el año anterior”.

“Vamos a buscar un acuerdo lo más equitativo posible”, dijo cuando se le preguntó si estaba o no en duda la cláusula gatillo. “Es parte de la discusión”, agregó luego ante otra pregunta similar.

Fuente: El Litoral

Más noticias