Lifschitz: “Hay algún margen para mejorar” oferta paritaria

Lifschitz: “Hay algún margen para mejorar” oferta paritaria

El gobernador advirtió que “no puede alejarse del contexto. Hemos hecho la mejor propuesta del país, el 16 por ciento”. Este martes se inician paros de 48 horas de docentes, estatales y médicos.

En el inicio de una nueva semana de paros, el gobierno provincial busca enviar señales a los gremios del sector público en busca de un acuerdo que por ahora parece lejano. El gobernador Miguel Lifschitz deslizó que hay “algún margen” para mejorar la oferta salarial rechazada en forma unánime por todos los sindicatos. De todos modos, el mandatario aclaró que “Santa Fe no es una isla y no puede alejarse del contexto nacional”, en clara defensa del porcentaje ofrecido a estatales y docentes.

A los paros ya definidos para martes y miércoles (docentes, estatales y médicos) se suman los trabajadores municipales (miércoles y jueves), que también rechazaron la propuesta salarial de los intendentes y presidentes comunales. En todos los casos, la oferta implica un incremento del 16 por ciento en tres tramos (marzo, julio y octubre) calculado sobre el salario de diciembre, es decir sin contar el 1,1 por ciento otorgado en enero por la aplicación de la cláusula gatillo correspondiente a la paritaria 2017.

Lifschitz se metió de lleno en el tema al señalar que la provincia de Santa Fe hizo dos propuestas “y hay algún margen para mejorarlas”. En declaraciones al programa “Los días contados”, el mandatario provincial defendió la propuesta de su gobierno: “Hemos hecho la mejor propuesta del país, el 16 por ciento, que está por encima de la que hizo Buenos Aires, del 12 por ciento, y con cláusula gatillo, que es algo que el gobierno nacional el año pasado ofreció en varias negociaciones y ahora lo borró”.

Aunque dio señales sobre la posibilidad de mejorar la oferta salarial, el gobernador santafesino no dejó de reconocer que “Santa Fe no es una isla y no puede alejarse del contexto nacional”, en alusión al “techo” del 15 por ciento que pretende establecer la Nación para controlar la inflación.

En el mismo sentido se manifestó el ministro de Gobierno de la provincia Pablo Farías, quien indicó que en función del estado actual de las finanzas públicas un aumento salarial superior al 16 por ciento “es imprudente”.

Según Farías, el 16 por ciento de aumento “implica tomar dinero que se resta de otras partidas, no hay un exceso o un superávit que se destine a eso y que estamos regateando para no gastarlo. Esto es lo que diferencia las paritarias del sector público de las del sector privado. No estamos discutiendo cómo distribuimos una ganancia, sino cómo utilizamos los recursos del Estado, cómo se invierte de la mejor manera teniendo en cuenta la necesaria actualización del salario de los trabajadores y, por otro lado, no afectar los servicios y las inversiones que el Estado tiene que hacer”.

Farías cuestionó las medidas de fuerza dispuestas por los estatales de UPCN y ATE y los docentes de Amsafé y Sadop: “Nos parece excesivo un paro de 48 horas cuando tenemos este nivel salarial que ofrece la provincia de Santa Fe y una mesa de diálogo permanente”.

“Una propuesta seria”

La secretaria general de Amsafé provincial, Sonia Alesso, pidió “una propuesta seria” que contemple la inflación prevista para 2018. Según Alesso, todos los estudios de consultoras privadas y de organismos públicos hablan de una inflación mucho más cercana al 20 por ciento que al 15 por ciento.

“Es grave que estemos en esta fecha con una propuesta (salarial) que tiene muy poco que ver con la inflación prevista para este año, que va a superar holgadamente los dos dígitos”, señaló la líder del gremio de docentes públicos.

Alesso recordó además que “los impuestos y la canasta familiar han aumentado muy por encima de ese 15 por ciento en cuotas” y añadió que “la provincia aumentó impuestos por encima del 30 por ciento y a los trabajadores nos ofrece un 15 por ciento”.

“Conflicto político”

En tanto, el secretario adjunto de Amsafé, José Testoni, asegúró que “la provincia está en condiciones de mejorar la propuesta” y opinó que en Santa Fe “el conflicto es más político que económico”.

“Santa Fe siempre había estado unos puntos por encima del promedio nacional, siempre tuvimos propuestas integrales, y en esta oportunidad solo fue una propuesta salarial en tres cuotas, donde la última es en octubre”, se quejó Testoni.

Según el dirigente docente, la política salarial que intenta establecer Santa Fe “responde al plan de ajuste que tiene el gobierno nacional sobre los trabajadores, de fijar un techo salarial del 15 por ciento que no tiene nada que ver con la realidad del país”.

Denuncia y repudio

En la víspera del inicio de una huelga de 48 horas, el sindicato de los docentes privados (Sadop) denunció “aprietes” a docentes de parte de directivos de dos escuelas de Santa Fe (Inmaculada e Ipei) y del propio Arzobispado.

“Denunciamos y repudiamos a los empleadores que intentan avasallar el derecho de los y las docentes que luchan por la dignidad del trabajo, del salario y por una educación comprometida con la justicia y la equidad”, señaló la secretaria general de Sadop Santa Fe, Patricia Mounier.

Los médicos

El Sindicato de Médicos de la República Argentina (Amra) Seccional Santa Fe y el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad emitieron sendos comunicados en el que anuncian un paro de 48 horas, martes y miércoles, en rechazo a la oferta de incremento salarial realizada este lunes por el gobierno provincial en el marco de las paritarias del sector.

Como otros sindicatos, rechazan la propuesta salarial elevada por el Ejecutivo del 16 por ciento en tres tramos con cláusula gatillo: “Es exactamente igual a la oferta realizada el pasado viernes a los docentes y a los trabajadores de la administración central. Consideramos que la propuesta es insuficiente teniendo en cuenta que apenas mejora un punto porcentual de la anterior elevada la semana pasada y prácticamente no genera ninguna mejora en los salarios de nuestros compañeros que, además, percibirán el aumento en tres períodos durante el año impactando de lleno en la pérdida del poder adquisitivo de nuestros colegas que día a día deben sortear los efectos de la inflación y las políticas económicas que atraviesa el país”.

Fuente: El Ciudadano

Más noticias