La sensación térmica en la ciudad de Santa Fe alcanzó los 51 grados

La sensación térmica en la ciudad de Santa Fe alcanzó los 51 grados

Bajo alerta amarilla del Servicio Meteorológico Nacional, la ciudad de Santa Fe vivió una siesta a fuego casi palpable: la sensación térmica alcanzó alrededor de las 15, registros que oscilaron entre los 49,8 y 51 grados en distintos puntos de la capital.

Bajo alerta amarilla del Servicio Meteorológico Nacional, la ciudad de Santa Fe vivió una siesta a fuego casi palpable: la sensación térmica alcanzó alrededor de las 15, registros que oscilaron entre los 49,8 y 51 grados en distintos puntos de la capital.

La sensación térmica es una medición que los especialistas han comenzado a tener en cuenta en las últimas décadas para determinar medidas preventivas sobre que el calor o frío extremos pueden producir sobre el cuerpo humano. La sensación térmica no es la temperatura ambiente sino aquella que, en función de ésta, sienten efectivamente las personas en su cuerpo.

La sensación térmica es la temperatura que realmente siente nuestra piel cuando es enfriada por el viento. En los días fríos y con viento, la temperatura de la “sensación térmica” es siempre menor que la indicada por el termómetro. Y en los días de calor extremo, como ayer en el país, en Santa Fe alcanzó en algunas zonas del ejido urbano las mediciones records ya mencionadas.

Llamada el clima de nuestra piel, la sensación térmica en las situaciones descriptas es la que realmente importa a los profesionales que disparan advertencias o señales para la protección de la salud.

En virtud de ello el Sistema de Alerta Temprana por Olas de Calor y Salud (SAT-OCS) del Servicio Meteorológico Nacional, Santa Fe se figura con el color amarillo que significa “efecto leve-moderado” de estas temperaturas que pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo: bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y enfermos crónicos. Los dos principales ejes aconsejados para la precaución son protegerse de la exposición al sol en horas picos e hidratarse más de lo habitual.

Fuente: La Capital

Más noticias