Fondos, obras y contratos: los temas más picantes de la transición

Fondos, obras y contratos: los temas más picantes de la transición

El PJ quiere revisar las licitaciones y auditar el estado de las cuentas públicas antes del recambio de mandatos. Habrá negociaciones entre el gobierno saliente y el entrante, sin fecha de inicio. “Hay tiempo de sobra”, señalaron desde la Casa Gris.

Pasadas las elecciones provinciales y el cierre de las listas nacionales, comienzan los preparativos hacia la transición entre el gobierno de Miguel Lifschitz y el mandatario electo Omar Perotti. Los ejes centrales serán el estado de las cuentas públicas, las licitaciones de obras previstas para los próximos cinco meses y la estructura administrativa que dejará la actual gestión al gobernador entrante.

Los ministros de Gobierno Pablo Farías y de Economía Gonzalo Saglione representarán al Ejecutivo en las reuniones con los enviados de Perotti, que aún no tienen fecha. “No hay ninguna reunión prevista todavía sobre ese tema. Hay tiempo de sobra para la transición”, indicó Farías consultado por El Ciudadano.

Los diputados provinciales Roberto Mirabella, del sector de Perotti, y Leandro Busatto, de Unidad Ciudadana, junto a los senadores Alcides Calvo (también cercano al gobernador electo) y Armando Traferri serán los “negociadores” por parte del rafaelino. También trascendió la posible participación de Rubén Michlig, último ministro coordinador del gobierno de Jorge Obeid, quien fue parte de la transición entre el PJ y el Frente Progresista en 2007.

Por el momento, no se ha resuelto cuándo comenzarán los encuentros para organizar la transición ni cuáles serán los temas a discutir. A 12 años del último cambio de signo político (la transición Obeid-Binner), es un desafío para las dos partes.

La “caja”

El tema que más preocupa al gobierno entrante es el estado de las cuentas públicas. El fin de semana, allegados a Perotti dejaron trascender que uno de los planteos al gobernador Lifschitz estaría vinculado al dinero que dejaría en “caja” la administración saliente. En esa línea, recordaron que Obeid le dejó a Binner 1600 millones de pesos, cifra que actualizada por inflación superaría los 24 mil millones de pesos.

El que sí habló del tema fue el ex ministro de Gobierno y actual diputado provincial Rubén Galassi. En declaraciones a LT8, explicó que “los recursos que dejó Obeid en su momento, es lo mismo que va a dejar Lifschitz para que el gobernador que asume el 10 de diciembre pueda afrontar los compromisos que le impone la propia gestión inmediatamente. Cuando un gobierno asume el 10 de diciembre, lo primero que tiene que afrontar a pocos días de la fiestas de Navidad es el aguinaldo, que este año van a ser unos 5 mil millones, y también tiene que pagar los sueldos de diciembre los primeros días de enero. También se deja, además de la plata en caja, una gran inversión en infraestructura y social y esa es la mejor manera de invertir los fondos públicos, que le llegue a la gente”.

Obra y contratos

Los referentes del PJ consultados por este medio evitaron hacer un punteo de temas a tratar durante la transición. “Todavía no vimos nada”, se excusó el diputado reelecto Leandro Busatto.

No obstante, en la capital santafesina trascendió que el futuro gobierno pretende revisar otros dos ítems: las licitaciones de obras públicas que vaya a realizar el Ejecutivo de aquí a diciembre y el nombramiento o pase a planta de los trabajadores contratados por la administración provincial. Sobre ese último punto, los gremios estatales esperan ser convocados esta semana por el gobierno para empezar a discutir sus demandas.

Fuente: elciudadanoweb.com

Más noticias