El laboratorio del Cemar recibe y procesa unas 50 muestras por día

El laboratorio del Cemar recibe y procesa unas 50 muestras por día

Puede testear hasta 200 posibles casos de coronavirus. Paso a paso, cómo se desarrolla el proceso de evaluación y análisis.

La primera observación que surge, posiblemente, es: ¿Por qué si el laboratorio del Cemar puede procesar hasta 200 muestras por día para detectar Covid-19 está analizando unas 50? Porque ese es el número de muestras que por el momento, y por jornada, deriva el área de Epidemiología que, siguiendo, los protocolos del Ministerio de Salud de la Nación testea los casos definidos como sospechosos; esto es, personas con fiebre y uno o más de estos síntomas respiratorios: tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria y que además hayan estado en los últimos 14 días en contacto con casos confirmados o probables del nuevo coronavirus o hayan viajado fuera del país. También se toma como “caso” a los pacientes con enfermedad respiratoria aguda grave como la neumonía aún si no viajaron.

En la provincia, además, se estudia a algunos individuos con síntomas persistentes (respiratorios o fiebre) y que no habían viajado ni tenido contacto estrecho con enfermos o personas con sospecha de tener el virus. Pero se trata de situaciones puntuales.

Esto significa que al menos hasta ahora (esto puede cambiar de un día para otro) no se están buscando diagnósticos en personas que no entran dentro de esos grupos. “En esta fase recibimos muestras que nos llegan desde efectores públicos y privados de toda la provincia, por ser el único laboratorio autorizado a nivel nacional. Nos derivan, por estas horas, entre 40 y 50 muestras por día”, explicó Eduardo Anchart, director de Bioquímica de la Municipalidad. El profesional remarcó que es muy importante que los ciudadanos entiendan que no se están haciendo análisis a todo el mundo, aun cuando es lógico que haya personas con tos o malestar general que quieren saber si tienen o no el virus. “Eso está determinado por protocolo, que por otro lado es dinámico y puede cambiar en cualquier momento. Pero al día de hoy, la definición de caso es la que definió el Ministerio de Salud de la Nación y sólo a esas personas se le toma muestra y se analiza”, señaló.

¿Cómo es el procedimiento desde que se reciben los tubos con los hisopos hasta que se informa si es positivo o negativo? Anchart detalló que una vez que Epidemiología define si la persona entra en la categoría de caso, el personal de salud capacitado que esté más cerca de ese individuo será quien tome la muestra, que en rigor son dos porque se introduce un hisopo (especialmente diseñado para este fin) tanto en la nariz como en la garganta. Si se trata de un caso sospechoso esa persona tiene que estar aislada, de allí que nadie debe ir a ningún laboratorio o centro de salud a intentar hacerse un análisis de estas características sin antes haber llamado al número de emergencia correspondiente en su zona (en Rosario son el 107, 138 de Pami y 0800-555-6549).

En las grandes ciudades, como Santa Fe capital o Rosario, hay equipos que se trasladan a la casa de la persona que lo necesita para poner en marcha en protocolo y tomar la debida muestra. En otros lugares de la provincia, por el momento, cada ciudadano debe comunicarse con el área de Salud, sin salir de la casa. “Nadie tiene que venir al Cemar ni a ningún otro lugar a intentar hacerse el test”, remarcó Anchart.

Los hisopados que llegan al laboratorio del Cemar (que deben ser derivados allí con todas las normas de bioseguridad, como por ejemplo, triple envase) vienen con una ficha adjunta en la que se detallan los datos filiatorios del posible paciente, datos clínicos y epidemiológicos, como por ejemplo los antecedentes de viajes. Antes de que lleguen al edificio de Moreno y San Luis, donde se ubica el Cemar, Epidemiología ya notificó el caso sospechoso en el Sisa (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino). “Desde Epidemiología nos avisan que vamos a recibir una muestra de tal lugar de la provincia. Una vez que la tenemos, primero hay que hacer la extracción de ARN (ácido ribonucleico), que es un procedimiento que lleva unos 30 minutos”.

Luego que se obtiene el ácido ribonucleico, se lo coloca en una máquina especial que pone en marcha la técnica de PCR (desarrollada en 1986 y que tiene una alta sensibilidad y especificidad). Se realiza en primera instancia la detección de influenza A y B y, en caso de ser negativos los tests, se realiza la detección de Covid-19. Allí, en una pantalla podemos leer una curva que nos indica si es positiva o negativa para el nuevo coronavirus.

Desde que se recibe la muestra hasta que se analiza y se procesa por PCR, se necesitan, aproximadamente, tres horas y media. “El resultado es informado a las autoridades de Salud provinciales y municipales, y también lo volcamos en el Sisa”, mencionó el bioquímico. Así, el paciente recibe la confirmación del diagnóstico en 24 horas.

Día completo

El laboratorio del Cemar está recibiendo muestras las 24 horas y los análisis se hacen a partir de las 6. Unas 30 personas —en distintos turnos, entre bioquímicos y técnicos— están trabajando en esta coyuntura. “Estamos haciendo las tareas correspondientes sin desbordes. Tuvimos una capacitación on line el viernes con especialistas del Malbrán para estar al tanto de algunos detalles y escuchar su experiencia en esta pandemia, pero nuestro equipo ya tiene el conocimiento y la experiencia de la pandemia de H1N1 de 2009. Y aunque tenemos capacidad para 200 muestras diarias no creo que sea necesario llegar a ese límite ya que probablemente la semana que viene se distribuyan reactivos para detectar el nuevo coronavirus a muchos laboratorios privados y públicos del país”, que hasta hace pocos días se concentraban en Buenos Aires, en el Malbrán.

“Lo importante en el caso de los laboratorios privados que se sumen y que estén en condiciones de cumplir con esta técnica —y que son varios en la provincia— es que informen debidamente al Sisa los resultados y cumplan con todos los protocolos”, señaló Anchart y agregó: “Hoy son las autoridades nacionales, en acuerdo con las provincias, quienes determinan quien se estudia y quién no para Covid-19. En esta etapa es así, pero insisto en que se van definiendo cambios de acuerdo a muchas variables, por lo que es posible que se amplíe en breve”.

Fuente: La Capital

Más noticias