Bajan Ingresos Brutos y estudian retoques al Inmobiliario

Bajan Ingresos Brutos y estudian retoques al Inmobiliario

El ministro de Gonzalo Saglione confirmó que el año próximo seguirá la rebaja de Ingresos Brutos, en el marco del Pacto Fiscal, mientras se estudian posibles cambios en el impuesto Inmobiliario, que serán debatidos con las entidades productivas. Este mes ingresa el presupuesto a la Legislatura.

La provincia de Santa Fe continuará en 2019 con las rebajas sobre el impuesto a los Ingresos Brutos, en línea con el Pacto Fiscal firmado el año pasado, pero al mismo tiempo se analizarán “retoques” al impuesto Inmobiliario Urbano y Rural, que este año tuvo aumentos de entre el 25 y el 30%.

Lo confirmó el ministro de Economía Gonzalo Saglione, quien tiene previsto reunirse con representantes de las entidades del sector productivo para analizar en conjunto la política tributaria de la provincia.

Si bien el ministro no le puso una fecha concreta, el gobierno santafesino tiene previsto enviar a mediados de mes a la Legislatura provincial el proyecto de presupuesto 2019 –con los ajustes que derivan de los recortes nacionales– y, por separado, otro proyecto con modificaciones a la Ley Tributaria.

Mientras tanto, el gobierno nacional pondrá en marcha una comisión especial que comenzará a trabajar sobre cambios en la política tributaria del sector inmobiliario. El objetivo es homogeneizar los avalúos fiscales en todas las provincias para llevar los inmuebles a un valor más cercano al del mercado.

Santa Fe participará de esa comisión, aunque Saglione evitó pronunciarse sobre el fono de la cuestión. “Lo vamos a evaluar –dijo el ministro ante una consulta de El Ciudadano–. La idea en principio es homogeneizar los criterios de valuación, no los valores del impuesto. Cada provincia es autónoma en cuanto a sus impuestos”.

La rebaja de Ingresos Brutos y el posible nuevo aumento del impuesto Inmobiliario están en línea con el Pacto Fiscal de noviembre de 2017, que suscribieron todas las provincias del país excepto San Luis.

En marzo de este año, la Legislatura aprobó la última reforma tributaria enviada por el Ejecutivo por la cual aumentó entre un 25 y un 30% el Inmobiliario Urbano y Rural. Además, se eliminó la alícuota diferencial de Ingresos Brutos para empresas radicadas en otras jurisdicciones a raíz de un fallo de la Corte Suprema de la Nación que ordenó a todas las provincias dejar de aplicar la llamada “aduana interior”.

El último esquema tributario provincial estableció una suba del impuesto Inmobiliario Urbano en forma progresiva: del 25% para las menores categorías, un 28% para las categorías intermedias y un 30% para las propiedades de alto valor. El mismo esquema se aplicó para el Inmobiliario Rural.

En paralelo a la elaboración del presupuesto y de la nueva ley tributaria, el gobierno santafesino avanza con un proyecto –que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados– por el cual se instrumenta plan de pagos para los deudores del Inmobiliario Urbano y Rural y un sistema de premios para los contribuyentes que cumplan con sus obligaciones.

Esa iniciativa, que está en estudio en el Senado, les otorga a municipios y comunas la posibilidad de gestionar el cobro e incrementa el porcentaje de coparticipación de un esquema 50-50 a otro más favorable: 60-40. El proyecto alcanza a las deudas vencidas al 31 de diciembre de 2017 en concepto de impuesto Inmobiliario. En total, según cálculos del Ejecutivo, las deudas de particulares con el fisco suman unos 3600 millones de pesos.

Este lunes el gobierno bonaerense presentó el presupuesto 2019 que incluye la rebaja de Ingresos Brutos para el sector agropecuario, los servicios profesionales, la construcción, el transporte, los servicios públicos, las comunicaciones y los alquileres. En contrapartida, la gobernadora María Eugenia Vidal propone subir el Inmobiliario un 38%.

Fuente: El Ciudadano

Más noticias