“Queremos que el Concejo trabaje ad-honorem”

“Queremos que el Concejo trabaje ad-honorem”

El candidato que llevará la Junta Vecinal, Mario Broda, abrió el debate sobre la dieta de los funcionarios. Aseguró que el presupuesto anual que demandan los ediles debería volver al pueblo en forma de obras.

El nuevo Frente que debutará en los próximos comicios en nuestra ciudad viene recargado. La Junta Vecinal encabezada por Mario Broda ya tiene entre ceja y ceja las propuestas que impulsarán en caso de llegar al Concejo. “Tenemos la idea de que los concejales trabajen a ad-honorem. Este año el presupuesto del recinto será superior a los 2 millones de pesos. Pensamos que ese dinero debe volcarse a obras”, sostuvo el candidato en diálogo con Maldito Despertador – programa que se emite de lunes a viernes de 9 a 12 por Radio Cronos FM 107.1. Explicó, además, que buscarán transparentar el Fondo de Asistencia Educativa (FAE) y gestionar planes habitacionales vigentes en la provincia.

El grupo no viene del palo de la política. Está formado, en su mayoría, por jóvenes que comienzan a hacer sus armas en este ambiente. Por eso uno de sus fuertes intenta desestimar su contribución a la comunidad a cambio de una retribución económica. “Queremos que los concejales trabajen ad-honorem. Tenemos esa intención, pero para que esto prospere debemos contar con el consenso de los demás candidatos y actuales ediles. El presupuesto de este año para el recinto supera los 2 millones de pesos. Proyectamos que esos montos lleguen al pueblo. Podría ser mediante obras, por ejemplo”, precisó Broda.

Por otro lado la número dos de la lista, Agostina Giorda, destacó otro de los puntos centrales que tendrá su plataforma. “Tenemos en la cabeza transparentar el FAE. Hay instituciones que nos explicaron que no llega el financiamiento. Es un dinero importante que forma parte del mantenimiento de escuelas. El 10 % de rentas anuales de las Municipalidades debe bajar a instituciones educativas. Esto acá no pasa”, aseguró.

Desde la Junta evitaron lanzar promesas puntuales para solucionar la crítica situación del basural a cielo abierto. Si bien aclararon que es un tema que se debate en la mesa chica, trataron de no puntualizar hasta entender profundamente la materia. “Es algo complicado a nivel nacional, sensible y que se debe manejar con responsabilidad. No le vamos a mentir a la gente con cuestiones que después no sabemos si podemos cumplir”, sentenció Broda.

Giorda, por su parte, apuntó a la problemática habitacional en nuestra localidad. Recordó la existencia de planes públicos abiertos para la comunidad y aclaró que hay programas de viviendas y lotes que ya se implementaron en Sastre y la región. “Existe una especie de padrón digital donde los interesados deben inscribirse y, cuando este se encuentra completo, se realiza un convenio entre la Provincia y el Ejecutivo. El ciudadano debe aportar una cuota mínima. Hay gente que no tiene conocimiento de los beneficios que hay al alcance de la mano”.

El número 1 de la lista hizo referencia a la situación que atravesó la Sala Raúl Cragnolino en el último año y medio. Sostuvo que los concejales deben gastar menos energías en peleas, mirar hacia adelante y coordinar proyectos como cuerpo legislativos. “Tenemos que dejar de pensar de manera unipersonal y trabajar como grupo por el bien de la comunidad”.

Para finalizar, Giorda aclaró el modo mediante el cual se discuten las ideas dentro del equipo. “Queremos trabajar para la gente, más allá de las ideologías. En la Junta existen diferentes pensamientos. Todos los que formamos parte de esto no coincidimos en la totalidad de las inclinaciones políticas”, puntualizó.

Más noticias