Triple queja del Senado santafesino sobre políticas nacionales

Triple queja del Senado santafesino sobre políticas nacionales

Apertura de importaciones, planes para segmentar la salud pública y la deuda nacional impaga con la provincia en la agenda de la Cámara alta.

Tres proyectos de declaración del senador Miguel Ángel Cappiello (PS-Rosario) se aprobaron este jueves -por unanimidad y sobre tablas- para expresar el malestar de la Cámara alta respecto de las políticas del gobierno nacional en materia de salud, apertura de las importaciones y la deuda nacional con Santa Fe que sigue impaga.

Las minutas no contaron voces en contra. Sólo Hugo Rasetto (UCR-Iriondo) pidió la autorización de sus pares para abstenerse, sin explicar razones ni habilitar un debate.

En los fundamentos, el ex ministro de Salud sostiene que con la llamada “Cobertura Universal de Salud que pretende instalar el gobierno nacional, el objetivo es privatizar la salud pública diferenciando las prestaciones según el poder adquisitivo de la ciudadanía”.

Cappiello afirma que “aquellos que cuenten con cobertura social tendrán el Programa Médico Obligatorio y los que no, una cartilla de prestaciones, es decir, medicina para pobres”. Y agrega que “hay marcadas diferencias” entre lo que propone la Casa Rosada y el gobierno santafesino “que desde hace años garantiza el derecho a la salud y subsidia la oferta en lugar de la demanda”.

Por otra parte, el Senado de mayoría justicialista celebró la decisión del gobernador Miguel Lifschiz de entregar aportes a empresas del calzado de Acebal “en crisis” como consecuencia de la “decisión del gobierno nacional de abrir las importaciones” y por “la baja del consumo”.

Los considerandos del senador por Rosario indican que se aportaron $ 18 mil a 117 trabajadores de 19 fábricas y se entregó un millón a la comuna para otorgar créditos a pymes y talleres familiares vinculados al sector.

Finalmente, los senadores expresaron su preocupación por las declaraciones del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, “respecto de la falta de pago de la deuda que el gobierno nacional mantiene con la Provincia”.

La Cámara rechazó la posibilidad de que esos fondos -generados por incumplimientos en la coparticipación durante el kirchnerismo- se compensen con obras. Para Cappiello, la posición de Frigerio “raya en lo ridículo”, mientras se espera “hasta el hartazgo” que se cumpla con el fallo de la Corte Suprema de la Nación.

Fuente: El Litoral

Más noticias