Silberstein deslizó que el juez que ordenó las escuchas a Pullaro habría sido “engañado”

Silberstein deslizó que el juez que ordenó las escuchas a Pullaro habría sido “engañado”

El ministro de Justicia indicó que el juez Nicolás Falkenberg sufrió una "estafa procesal". También, destacó la "gravedad institucional" de la difusión de los audios.

El ministro de Justicia Ricardo Silberstein aseguró que la filtración de las conversaciones telefónicas del ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro es de una “gravedad institucional inusual” y que no recuerda haber visto una cosa similar “en la historia de la provincia”.

El funcionario evaluó la posibilidad de que el juez de la causa Ospe, Nicolás Falkenberg, haya sido “objeto de una estafa procesal”. En tanto, deslizó que los fiscales a cargo de la investigación pudieron haber incurrido en un “delito mucho más grave” al filtrar los audios y violar así la cadena de custodia”.

“Acá nos podemos encontrar con la posibilidad de que el juez haya sido engañado y actuó con premura, o de una intervención telefónica ilegal o con una intervención en la cual un juez ha sido objeto de una estafa procesal, lo que es tan grave una como otra posibilidad”, explicó Silberstein sobre las comunicaciones telefónicas que se filtraron de Pullaro. En ese sentido, agregó que “si se suma que habría sectores políticos o de la policía, nos encontraríamos con una maniobra con oscuros intereses”.

“Cuando se tiene una escucha, existe una cadena de custodia que está a cargo de los fiscales. Alguno de estos fiscales filtró esto a toda la Argentina, de modo que no sólo podría tratarse de una estaba procesal o escucha ilegal, sino que además se violó la cadena de custodia”, consideró Silberstein, al tiempo que agregó: “En la historia de la provincia de Santa Fe no se ha visto una cosa similar, es de una gravedad institucional inusitada”.En tanto, recordó que el fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini, “lo consideró un disparate, de modo que el que hizo esto lo hizo de mala fe o realmente tiene un absoluto desconocimiento del derecho. En primer lugar, no está el argumento principal para poder pedir la escucha, y en segundo lugar, no hay verosimilitud del derecho”.

Fuente: Uno Santa Fe

Más noticias