Qué prevé el gobierno para el impuesto a las ganancias de empleados

Qué prevé el gobierno para el impuesto a las ganancias de empleados

Las escalas para calcular los pagos de trabajadores en relación de dependencia se indexarían por la inflación.

El Gobierno planea cambiar la aplicación de la fórmula de “movilidad” para la actualización del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia y el monotributo.

Está previsto, además de los cambios en la ley previsional extender esa modificación al resto de los sectores donde se aplica, especialmente en Ganancias. Ambos cambios se incluirían en un próximo proyecto de ley que se enviará al Congreso y que, podría tratarse en extraordinarias (entre enero y febrero); con lo que se aplicaría ya desde el primer trimestre de 2018.

La idea del Gobierno es que también por esta vía haya una mejora en la recaudación impositiva, a través de una reducción en el alza de las escalas de Ganancias para la cuarta categoría; al menos en la comparación con la mejora que habría de continuar aplicándose el mismo criterio de la “movilidad jubilatoria”.

Esta norma había sido impuesta por el Congreso al aprobarse en diciembre del año pasado la Ley 27.346, que el Gobierno tuvo que negociar, a regañadientes, con la oposición.

Si prospera, los trabajadores de la quinta categoría tendrán una baja en la presión impositiva que acompañe la inflación y no ya la más beneficiosa “movilidad jubilatoria”.

Para tener una idea del impacto que sería para casi 800.000 empleados que están alcanzados por este impuesto;este mes la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) reglamentará una mejora para aplicar desde las liquidaciones de los salarios de enero de casi un 28%, mientras que de tomarse en consideración la inflación medida por el IPC que calcula mensualmente el Indec, el alza sería de 22% o 23%, dependiendo de cuanto termine siendo la inflación de 2017. La misma situación corre para los monotributistas, alcanzados también por la ley aprobada en diciembre pasado por el Congreso.

La legislación aprobada a fines de 2016, y que ahora el Gobierno propondrá modificar, aplica ajustes automáticos anuales, considerando la “movilidad previsional” como único criterio. Según publica el diario Ámbito Financiero, este mecanismo de indexación se extiende también al monotributo y alquileres que se pueden tomar a cuenta de Ganancias. Todo también entraría en revisión, junto con las deducciones personales y cargas de familia y los escalones de las alícuotas utilizadas para calcular la retención del Impuesto a las Ganancias en los sueldos y para la liquidación de los autónomos.

Los cambios, en el caso que los apruebe el Congreso, serán aplicados desde 2019. Para el próximo año se deberá tomar en cuenta el 28% que midió la “movilidad jubilatoria” este año y que ya generó un incremento de ese nivel para los jubilados y pensionados. Sin embargo, para el gobierno, desde 2019 representará una mejora sustancial en los ingresos, a partir de una mayor presión sobre los trabajadores en relación de dependencia.

Fuente: Punto Biz

Más noticias