Estiman que la reestructuración de Sancor llevará varios meses

Estiman que la reestructuración de Sancor llevará varios meses

Desde el gobierno provincial explicaron que la empresa no se levantará de un día para el otro. Además confiaron que la situación que atraviesa la fábrica de Centeno es complicada para los 70 empleados. “Es la única de la compañía en Santa Fe que está en un estado crítico”.

A pesar que trascendió en las últimas horas que aparecieron cuatro firmas extranjeras interesadas en quedarse con “gran parte” de Sancor – dos tendrían serias intenciones y los rumores son fuertes – desde el gobierno provincial dejaron en claro que de confirmarse el dato la operación no se realizará de un día para el otro. En diálogo con Maldito Despertador – programa que se emite de lunes a viernes de 9 a 12 por Radio Cronos FM 107.1 – el secretario de Lechería santafesino, Pedro Morini, sostuvo que será necesario motorizar “un plan de ajuste y restructuración antes de armar una alianza comercial”. Además, señaló que llevará varios meses.

El quiebre financiero de Sancor tiene en vilo al gobierno provincial. Los fuertes rumores de potenciales compradores de parte de la firma mantienen expectante a parte de las esferas políticas y al sector lácteo. Sin embargo, desde el área de lechería son conscientes que un repunte económico no será nada sencillo. “Esto no es una cosa que se da de un día para el otro. Primero deberá hacer un plan de ajuste y reestructuración para ser una empresa con un valor importante y armar una alianza comercial”, sostuvo Morini.

El secretario de Lechería se mostró confiado en que “Sancor se va a levantar en los próximos meses”, aunque aclaró que en la provincia la planta ubicada en la localidad de Centeno atraviesa la situación más complicada. “Tiene suspendida la actividad. Es la única fábrica que está atravesando un momento complejo. Vamos a estar asistiéndola para buscar alguna alternativa, ya sea con el gobierno o vía empresarial para que siga produciendo y los productores continúen entregando”.

Por otro lado, Morini indicó que Argentina “nunca tuvo una política lechera”, un tema por el cual se viene “peleando” desde hace un tiempo. En referencia al sector, el funcionario se mostró expectante de cara al futuro y aseguró que se va a levantar. “Hoy estamos en 5 millones de litros y el año próximo esperamos volver a los 8 millones. No creo que se estanque la actividad”.

Para cerrar, dejó en claro que las consecuencias de las inundaciones todavía se sienten – sobre todo en aquellos campos afectados -. “Hay una leve recuperación donde no hubo anegamientos. En lugares que cuentan con reservas y pasturas, el productor observa mejoras. Estamos entrando en una época buena para producir. En aquellas tierras donde el tiempo arrasó con todo, la situación es complicada”.

Más noticias