El “Tigre” Ulrich superó a Pitto y se coronó en Buenos Aires

El “Tigre” Ulrich superó a Pitto y se coronó en Buenos Aires

Se impuso el sábado por la noche por puntos en 10 asaltos y obtuvo el título argentino crucero vacante. Fue en el ring de la Federación Argentina de Box.

El ex campeón latino plata e invicto santafesino José “El Tigre de María Juana” Ulrich se impuso sobre el monarca latino plata crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el porteño Patricio “Grande” Pitto, por puntos, en fallo dividido, tras diez asaltos, y así conquistó el título argentino crucero, que se encontraba vacante, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en el estadio de la Federación Argentina de Box (FAB), en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en una nueva producción de Argentina Boxing Promotions, de Mario Margossian.

En un choque que comenzó pausado y terminó explosivo, Ulrich, ex campeón latino plata crucero CMB y actual Nº 5 del ranking argentino crucero, aprovechó la pasividad de un Pitto, Nº 2 del escalafón argentino crucero, que se acordó tarde de buscar la pelea. Tomando siempre la iniciativa, el santafesino trabajó con marcaba comodidad en la primera mitad del combate con su movilidad y sus constantes cruzados al rostro de un porteño llamativamente estático, que prácticamente no lanzaba. Con el correr de los capítulos, la ventaja se fue extendiendo. Incluso en el cuarto “El Tigre de María Juana” lo puso contra las cuerdas y conectó sus izquierdas y derechas cruzadas a la mandíbula, con que lo envió al suelo.

Recién a partir del sexto el local pareció reaccionar. Siempre con lentitud, “Grande” intentaba acortar el ring para hacer uso de su mayor potencia buscando con sus ganchos a las costillas y sus cruzados a las mejillas. El duelo estaba claro: el santafesino apostaba a su iniciativa, movilidad y combinación de golpes, mientras el porteño buscaba una mano salvadora para conmoverlo. A pesar de ir acortando las distancias, el dueño de casa seguía cayendo en algunas mermas en su accionar. Ya en el noveno, Ulrich recibió el descuento de un punto por avanzar con su cabeza peligrosamente baja en forma reiterada por parte del árbitro Gustavo Tomás. Y si bien sobre el final Pitto intentó arrollarlo, no fue suficiente para enviarlo al suelo ni revertir el resultado de un pleito del que terminó acordándose tarde.

Fuente: Meridiano

Más noticias