El ADN del concejal más joven del país

El ADN del concejal más joven del país

Leandro Baravalle arrasó en las elecciones de octubre y de su mano Cambiemos tendrá dos representantes en el Concejo de Sastre a partir del 10 de diciembre. Tiene sólo 22 años pero comenzó a militar cuando estaba en cuarto año de la secundaria. Desde 2015 es el secretario general de la Juventud PRO en Santa Fe y ya se topó con las máximas autoridades nacionales. En el macrismo asombra el potencial que tiene.

Pasó sólo un mes de las elecciones legislativas y en Sastre todavía retumba el resonante triunfo de Cambiemos. Pero el la victoria trajo un plus. Leandro Baravalle, el número uno de la lista, se convirtió en el concejal electo más joven de todo el país. Tiene sólo 22 años y fue el fundador del PRO en la cabecera del departamento San Martín. Comenzó a militar cuando estaba en cuarto año de la secundaria, y a partir de ese momento se convirtió en el motor del bloque en cada comicio – compitió en las últimas tres elecciones –. Pero la admiración por Mauricio Macri viene desde mucho antes. “Cuando se desató el conflicto del agro en 2008 vi en él una persona que defendía a un sector productivo del país sin confrontar. Era alguien que buscaba unión”, se confiesa.

La corta pero vertiginosa carrera política lo llevó a transformarse en secretario general de la Juventud PRO en Santa Fe en el año 2015 – cargo que actualmente ocupa –. Viajó a Bolivia a un encuentro de jóvenes líderes y lo reciben constantemente funcionarios del gobierno nacional. “Las nuevas generaciones debemos ser el presente y dejar el futuro para quienes vienen por delante. La única forma de cambiar a los mismos de siempre es trabajando desde adentro”, aconseja a quienes miran con recelo a la política. De su mano, el bloque tendrá por primera vez representantes en el Concejo.

¿Cómo comenzó todo?

A los 16 años cuando estaba en cuarto año de la secundaria. Junto a un grupo de compañeros decidimos participar de las elecciones para el Centro de Estudiantes formando una agrupación. Ganamos esos comicios, fui presidente al año siguiente y conjuntamente comencé a participar del PRO. Eso fue en 2013. Recuerdo que había venido por primera vez el equipo de Gisela Scaglia a Sastre a presentar su candidatura a diputada nacional.

En esa época el PRO existía únicamente en Capital Federal. En 2011 el primer candidato del partido fuera de Capital fue Miguel del Sel. A partir de ese momento, con lo que fue el crecimiento del espacio, muchas provincias donde se estaba armando el partido se reorganizaron y comenzaron a consolidarse a nivel nacional con miras a 2015. Apareció Mac Allister en La Pampa, Baldasi en Córdoba, Del Sel en Santa Fe y eso nos ayudó a fortalecer el bloque a nivel provincial. De hecho ganamos la primera Comuna del departamento San Martín y fue la de Cañada Rosquín en 2013.

Al año siguiente continuamos trabajando y apuntalando al partido a nivel local. Por ser jóvenes nos faltaba sumar gente mayor. En las elecciones de 2015 sumamos personas con experiencia al grupo para que colabore en el espacio. Formamos una lista y estuvimos muy cerca de llegar al Concejo. Ese año fue muy importante para mí porque asumí como secretario general de la Juventud PRO Santa Fe con un equipo que se potenció desde el laburo. Tal es el caso que en 2017 tuvimos 5 candidatos integrando las boletas, de los cuales dos ganamos las elecciones legislativas y los otros estuvieron muy cerca de entrar al Concejo. También me marcó porque tuve la posibilidad de acompañar a Francisco Orell por toda la provincia en su candidatura a diputado nacional siendo su jefe de campaña.

Y en este 2017 tome la responsabilidad, junto a todo el equipo local y luego de varios años de militancia, preparación y participación de cosas importantes, de encabezar la boleta. Nos sorprendimos en las PASO por los resultados que obtuvimos. Y más nos asombramos en las Generales cuando se cerró el escrutinio y el número nos dio para meter dos ediles.

baravalle-pena

En 2013, cuando comenzaste toda la movida local, estabas en quinto año.

Recuerdo que siempre peleaba con Federico Angelini – actual diputado provincial – porque me llamaba a la mañana y nunca le atendía el teléfono. Estaba en la escuela. Pero siempre estuvo el apoyo incondicional del partido. Siempre me abrieron las puertas y me llevaron a muchos encuentros con los máximos referentes del país.

Desde aquel inicio hubo gente que se bajó y otra que se sumó…

Dese que comenzamos hubo gente que se alejó y otras personas que llegaron para sumar. Comenzamos como un grupo muy chico y hoy ya somos un equipo de 40 que labura y tira para el mismo lado. Se sumó más de lo que se restó.

¿La familia que decía en la previa de las elecciones y post comicios? Se sabe que la política es un mundo complicado, y pensar que con sólo 22 años ya estabas metido a fondo con esto, no debe haber resultado fácil.

Lamentablemente la política está muy sucia en muchos lugares. En 2012 cuando me reuní con Gisela Scaglia por primera vez nadie entendía lo que estaba haciendo. Pero con el tiempo fueron entendiendo que era lo que me hacía feliz y me gustaba. El apoyo siempre es incondicional. La familia es siempre el cable a tierra y el motor de todo.

leandro-baravalle

En 2015 fuiste electo como secretario general de la Juventud PRO.

Sí. Y ahora el 25 de noviembre nos vamos a juntar en Sastre para fijar nuevas fechas de elecciones. Se van a postergar unos meses porque la idea es unificar a nivel nacional los comicios en todos los distritos. Estuvimos hablando con el grupo y la idea es mantener la estructura actual porque logramos mucho, se creció de manera gigantesca. En los inicios, al momento de elegir las autoridades provinciales éramos muy pocos. Y ahora estamos hablando de mucha gente. Logramos como Juventud meter concejales con chicos que hoy integran el equipo. Lo que hacemos viene dando sus frutos.

¿Por qué el PRO? ¿Qué viste en Macri para encolumnarte detrás de su ideología?

Me comenzó a gustar la manera de pensar de Mauricio en 2008. Cuando se desató el conflicto del agro vi en él una persona que defendía a un sector productivo del país sin confrontar. Era alguien que buscaba unión. Después se armó el spot de cambiar el o por el y. Entonces se buscaba terminar con el campo o la industria, el interior o capital. Era incluir y tirar todos para el mismo lado, el campo y la industria. También observé a un político que no se paraba frente a los militantes y les gritaba, les daba órdenes. Sino alguien frontal, mucho más cercano y que escuchaba. Que salía a timbrear y a dialogar con los vecinos.

La política cambió mucho y Mauricio con la gestión de este gobierno escucha. Estábamos acostumbrados a un gobierno nacional que decía no cometer errores y si lo hacía los sostenía en el tiempo. Macri viene a proponer una política cercana, que escucha. Lo que está logrando en un crecimiento de país que se va sostener en el tiempo. Sabemos que el 2016 fue duro para todos. Este año la economía se está reactivando. Por eso pienso que este es el camino.

baravalle-avelluto

¿Por qué la política? ¿Hubo algún hecho que te marcó para decidir meterte en ese mundo?

Creía en ese momento que cambiar la ciudad se hacía involucrándose con la causa. Veía que Sastre no crecía, se encontraba estancado. Uno puede opinar, pero sin implicarse es difícil que pueda hacer e impulsar cambios. Hoy veo que mis amigos se van a estudiar y no vuelven a su pueblo. Pasa en todos lados. La única forma de modificar eso es meterse para que las localidades del interior crezcan. Eso fue lo que me motivó principalmente.

El 10 de diciembre te toca asumir. Un hecho histórico porque será la primera vez que Cambiemos tenga representación en el Concejo. ¿Cómo imaginas el trabajo dentro de la sala?

Imagino, y es un poco una expresión de deseo, que sea todo lo contrario a lo que fue el Concejo en 2016. Una sala que trabaje, que comience a funcionar, que sesione como debe en tiempo y forma. Que el laburo sea en conjunto, ordenado. Que se aprueben proyectos realmente importantes. Quiero que se termine con el no apruebo porque sos oposición. El Concejo debe ser una herramienta para el bienestar de la ciudad. Quiero que se empiece a decidir qué ciudad queremos a futuro, con proyectos innovadores donde se discuta desde la cordialidad y el convencimiento. Que sea algo transparente. Tenemos que empezar a definir la ciudad de acá a 10 o 15 años. No podemos pensar una localidad a futuro si no pensamos en algo amigable con el medioambiente. Por eso una de nuestras iniciativas se basa en la erradicación del basural a cielo abierto existente en Sastre, una problemática histórica.

buryaile-con-cambiemos

Después de tres elecciones a nivel local supieron consolidarse como espacio. ¿Miran 2019 de reojo para comenzar a hacer emerger una figura que vaya por la intendencia?

Ahora debemos consolidar el espacio de Cambiemos. Para tener un candidato a intendente tenemos que contar con un grupo de trabajo y no ser algo improvisado. Y sobre eso vamos a trabajar para llegar con las cosas claras.

¿Desde lo personal hacia dónde apuntas? ¿Te gustaría ir por una intendencia en un futuro?

Es difícil pensarlo ahora. Uno siempre tiene aspiraciones de crecimiento. En lo personal tengo pensado continuar con esto pero hoy mi prioridad pasa por trabajar en el Concejo y darle ese dinamismo que necesita.

Desde afuera se te observa con un gran potencial. En cada encuentro que hay con las autoridades nacionales estás en primera fila. Viajaste a Bolivia a un encuentro de futuros líderes políticos, vas constantemente a Buenos Aires y te reciben funcionarios del gobierno. ¿Qué te dicen puertas adentro en el bloque?

baravalle-bustamante-angeli

Reconocen el trabajo que venimos haciendo desde hace años. Pero no sólo a mí, sino a todos los chicos que estamos en esto. Supimos crecer y consolidarnos en Santa Fe. Somos un partido abierto que empuja y escucha.

Hay una realidad económica que marca subas impositivas e inflación alta, donde los sueldos en muchos casos no alcanzan para cubrir el mes. Pero en las últimas elecciones Cambiemos volvió a imponerse en el país. ¿Cómo se entiende esto?

La sociedad sabe que es un proyecto a largo plazo y la economía se está reactivando. Los impuestos son un problema que viene desde hace muchos años. Por eso se está planteando la reforma tributaria. A pesar de todo hay confianza en este gobierno. Se votó con la esperanza de creer que este es el camino. No se niega la inflación. Este es el camino, el de la transparencia y el crecimiento. Lo que ocurrió en los últimos comicios fue un voto en rechazo al proyecto que nos gobernó durante más de una década pero también a la confianza de esta gestión.

¿Es Mauricio Macri la figura en la que te apoyas o existe otro político al cual miras?

Muchos nos sumamos a esto por Mauricio Macri. Queríamos que sea presidente. Es un político en el cual tenemos confianza y creemos en lo que hace. Sin dudas que me reflejo en él porque le debo el lugar que hoy ocupo.

¿Qué se les dice a los jóvenes que dudan en meterse en política?

Hay que involucrarse. Hay que renovar la política porque los jóvenes debemos ser el presente y dejar el futuro para quienes vienen por delante. La única forma de cambiar a los mismos de siempre es trabajando desde adentro. Debemos laburar para que la política deje de ser una mala palabra. Tiene que ser una herramienta para mejorar la calidad de vida de la sociedad. Eso es lo importante.

Más noticias