Diputados aprobó el fondo para tamberos, pero pidió que se rindan cuentas de las obras

Diputados aprobó el fondo para tamberos, pero pidió que se rindan cuentas de las obras

Con el Fondo de Inversión y Desarrollo, el Ejecutivo tendrá una herramienta financiera para otorgar préstamos por $900 millones. La oposición reclamó al gobierno que brinde detalles sobre la ejecución de obras contra inundaciones, para que no se repita una crisis como la de abril de 2016 y la de este año

La Cámara de Diputados aprobó este jueves la creación del Fondo de Inversión y Desarrollo (FID) de la provincia, que permitirá poner a disposición del sector productivo y del tambero en particular, 900 millones de pesos en créditos con tasa cero y subsidiada, según el productor.

La mayoría de los legisladores estuvo de acuerdo en otorgarle al Ejecutivo la herramienta financiera para brindar un rápido socorro a los tamberos, uno de los sectores más afectados por las lluvias de principios de este año y que en gran parte ya habían sufrido la crisis hídrica de abril de 2016. Sin embargo, varios sectores de la oposición se quejaron de la falta de respuesta a los pedidos de informe que presentaron desde marzo del año pasado para conocer cuál es el plan hídrico de la provincia y el estado de las obras que fueron incluidas en el presupuesto votado para 2016 y el presente presupuesto.

En ese sentido, Carlos Del Frade (FSP) dijo que “en el presupuesto del año pasado hay al menos 70 obras para evitar inundaciones y otro tanto en el último presupuesto” votado. El legislador aseguró que su bancada presentó pedidos de informe al Ministerio de Infraestructura y Transporte, al de Medio Ambiente y al de la Producción y que en ninguno de los casos habían recibido respuesta. “Hacen falta palabras. Queremos explicaciones, queremos saber si las obras están hechas y sino saber qué se hizo con esa plata”, exigió.

En el mismo sentido se pronunció el diputado del Partido del Progreso Social, Héctor Cavallero, quien aseguró que también presentó tres pedidos de informe desde marzo de 2016 y ninguno fue respondido. Incluso le sugirió al presidente de la Cámara, Antonio Bonfatti, que habría que encontrar otro mecanismo que no sea el de los pedidos de informe, para que los diputados tengan la información que solicitan al gobierno provincial.

Otros legisladores, como Roberto Mirabella (PJ), marcaron que al Ejecutivo “le falta capacidad de gestión” y aseguró que “los productores están cansados de vivir de emergencia en emergencia”. Mirabella remarcó que “los productores quieren pagar los impuestos, pero también quieren que las obras se hagan”.

A modo de respuesta, Rubén Galassi (PS-FPCyS) enumeró algunas de las obras que el Frente Progresista realizó durante sus nueve años de gestión, entre las que destacó también que se hicieron obras como los acueductos para garantizar agua de calidad a miles de santafesinos. “Hay que insistir en que haya inversiones, que haya un plan, una coordinación con las otras provincias y que nos aboquemos a tener una ley de aguas que contemple todo esto. Pero también hay que remarcar que muchas de las consecuencias que tuvieron estos fenómenos climáticos fueron consecuencia de la actitud irresponsable de muchos productores que están en zonas bajas y se quieren sacar rápido el agua sin mirar a quién perjudican. Todo esto tenemos que analizarlo profundamente en una ley”, finalizó.

Cuando surgieron las críticas a la Nación por los escasos aportes que realizó durante la emergencia (todavía no envió el préstamo de $250 millones que van a integrar el FID), la diputada Alejandra Vucasovich (Bloque Federal-Cambiemos) dijo que los santafesinos tenían que “agradecer el cambio de actitud que tuvo el gobierno nacional y en particular con Santa Fe”, al mencionar que la provincia había dejado de ser discriminada.

Pero rápidamente Germán Real (PDP-FPCyS) le recordó que Nación todavía no le devolvió a Santa Fe los 40.000 millones de pesos que le debe desde el fallo de la Corte Suprema de noviembre de 2015. Y dijo: “Hay cosas que no se pueden dejar pasar. ¿Resulta que nos deben plata, ahora nos dan un crédito y tenemos que agradecer que nos van a devolver el dinero?”.

Por su parte, Jorge Henn (NEO-UCR-FPCyS) recordó que por la emergencia del año pasado Nación solo envió $55 millones, mientras que este año todavía “no envió ni un centavo”.

En tanto que, Julián Galdeano (UCR-FPCyS), marcó la premura de los productores y resaltó que esta iniciativa “es un hecho concreto que expresa la voluntad política del gobierno de la provincia y de la Legislatura de dar una respuesta”. Además, aseguró que ya hay más de 300 carpetas pendientes de la decisión legislativa que se concretó este jueves y que ya habían iniciado los trámites para acceder a los créditos.
Cómo son los préstamos del FID

El Fondo de Inversión y Desarrollo estará compuesto por $150 millones que aporta la provincia y por $250 millones que la Nación le prestará a Santa Fe. Esos $400 millones se prestará a productores no bancarizados y fundamentalmente vinculados a la actividad tambera con un tope de $2.000 por vaca declarada. La adjudicación de los fondos será de forma directa, ya que será el Ministerio de la Producción quien los otorgue, aunque bajo el control de una comisión bicameral compuesta por diputados y senadores.

Esos préstamos serán a tasa cero con un año de gracia y un plazo de devolución de cuatro años. Si luego de atender a los productores de leche queda un remanente, se prestará bajo las mismas condiciones a otro tipo de actividades productivas.

Además, el Fondo estará compuesto con al menos $500 millones más que se obtendrán de una licitación con agentes financieros que trabajen en la provincia. Ese dinero se destinará a productores y pequeñas y medianas empresas que estén bancarizadas y la ley establece que la tasa de interés que se les podrá cobrar a las empresas y productores será del 13% y que la provincia subsidiará un 4% del interés para llegar a esa tasa.

De esta manera, la Legislatura le brindó al Ejecutivo provincial una herramienta financiera que le permitirá inyectar al menos $900 millones de pesos para volver a poner en funcionamiento a diferentes sectores productivos, fundamentalmente el lechero. Pero también empezó a sentar las bases para una discusión de fondo, la del manejo de los recursos hídricos. Este jueves quedó claro que la provincia necesita dar un amplio debate para llegar a tener por primera vez una ley de aguas.

Fuente: Uno Santa Fe

Más noticias